Acerca de nosotras ·

martes, 23 de septiembre de 2014

Poner los derechos de las mujeres en la Politica


Para instalar en el corazón de la democracia estos temas, necesitamos estrategias.
Una de esas estrategias de acceso a la política, son las cuotas o la paridad. En estos momentos en Chile se está discutiendo una reforma de la salud. La idea es realmente hacer que la salud llegue a los más pobres. Para que llegue a los más pobres hay que construir más hospitales y que además cubrir un tipo de enfermedades catastróficas o de nuevas enfermedades que hoy los servicios de salud privados no están cubriendo.
Pero esa reforma necesita ser financiada y a pesar que comparado con Argentina se puede pensar que Chile tiene tanta plata, igual es un país pobre y hay que buscar financiamiento. ¿Qué ha hecho nuestro gobierno? Decidió sacar un poco de acá, otro poco de allá, hacer recortes presupuestarios por otras partes, pero entre tantas medidas propone quitarle el subsidio paternal a las mujeres de los sectores de ingresos medios y altos.
Las feministas nos opusimos y nos seguimos oponiendo. Compartimos con el gobierno el principio solidario que significa llegar a los más pobres de todos, pero aquí lo que está ocurriendo es que se está confundiendo una política solidaria, con la conculcación de un derecho de las mujeres, que es el subsidio maternal, el pago pre y post natal por parte del empleador cuando trabaja, que es un derecho conquistado en el año ‘52 en Chile.
Entonces ¿qué se hace cuando una se opone? Estar poniendo una perspectiva de género en una política global, estar instalando un tema, porque lo invitás a conversar, a ver, si usted quiere financiar a los pobres, saquele plata a los ricos, pero no les saque plata a las mujeres. Las mujeres hemos vivido y tenemos situaciones de subordinación tan profundas que uno de los pocos derechos conquistados en la historia, lo van a sacar.
Entonces yo siento que a través de esos ejemplos es cuando una hace política, además de representar muy bien nuestros temas. El tema es que nuestros temas son todos los temas, porque si nos metemos en el campo de las políticas de salud, nos vamos a encontrar con que hay tremendas carencias, con que la visión de las políticas de salud generalmente cuando se piensa en las mujeres se piensa en las madres. En el caso de Chile, antes de los ’90, había una unidad que se llama Materno Infantil y no había ninguna unidad de salud de la mujer. Entonces el cáncer intrauterino y todas esas cosas no estaban siendo tratadas. Si nos metemos en vivienda, nosotras construiríamos las casas de manera muy distinta a los diseños que hacen los caballeros. Haríamos la cocina más grande, más integrada a la casa, para dar oportunidad a las mujeres que son amas de casa de integrarse a su familia. Y así en todo campo temático.
La experiencia política de las mujeres en el mundo nos muestra que hay que hacer alianzas. Cuando nosotras estamos hablando de política, estamos hablando de negociaciones, de pactos y de alianzas, para que algunos terminen leyendo el diario, pero que tengamos otros que se interesen. Yo creo que eso es parte de la práctica política cotidiana.
Natacha Molina

http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF

Leer más...

lunes, 22 de septiembre de 2014

La representación de género.


Si la democracia es representación de las mayorías y éstas en la actualidad expresan una creciente diversidad, tal como lo hemos hablado y si además las mujeres forman parte cada vez más visible de esas mayorías ¿cómo explicamos que exista esta fuerte subrepresentación que es menos del diez por ciento si hacemos el cálculo promedio? ¿Cómo se entiende que lo representado en política sea el rol de las mujeres y no las mujeres como sujetos, como personas?
La representación en general tiene dos acepciones, el dominio de la acción, que es el dominio de la acción política, que es delegar poder, entregar a otros el derecho a representarlo que es lo que hacemos todo el electorado, el derecho a elegir a nuestros representantes. El otro tipo de representación es la simbólica, que es la personificación, el representar imágenes a rasgos atribuidos: lo femenino, lo masculino, lo negro. Es el dominio de la representación simbólica.
El problema de las mujeres en política es que hay una fuerte asociación entre las mujeres y el estereotipo. Somos representadas simbólicamente. Cuando se habla de las mujeres en política no se está hablando del dominio de la acción y es por eso que hay respuestas como ‘si ya tienen a Fulanita ahí para qué quieren otra’ o también ‘con un treinta por ciento basta’. Lo que se está haciendo es negar el carácter ciudadano de cada mujer. Más aún, se está negando la posibilidad que las mujeres tenemos de representar a toda la ciudadanía, no sólo a las mujeres.
Personalmente creo y el debate actual es ese, que si somos todas diferentes, si tenemos distintos intereses, podemos hacer pactos entre nosotras para muchas cosas, ya que nos cruza la subordinación, pero en virtud de esa diferencia, nosotras lo que tenemos que hacer es luchar por el derecho a representar a hombres y mujeres, de acuerdo a cada uno de nuestros intereses. Ese es el verdadero concepto, noción y práctica de ejercicio ciudadano activo. Sin embargo, incluso en el mismo feminismo hay muchas corrientes en donde lo que se dice es que hay que representar a las mujeres, a todas las mujeres. Pero ¿cómo voy a representar yo a todas las mujeres, si son todas tan distintas y hay algunas que piensan tan diferente? Es muy difícil o riesgoso caer en ese espíritu corporativo de que estamos porque representamos a mujeres. Eso limita nuestra participación en los espacios políticos, en la asamblea legislativa, en los partidos. Si estoy representando a las mujeres no puedo opinar más que sobre lo que las mujeres me indican que tengo que opinar.
Hoy día las europeas están pasando, en materia de los mecanismos de representación de las cuotas, a la paridad. El tema es no sólo pasar del treinta, al cuarenta o al cincuenta por ciento, si no se reconocen y priorizan las relaciones de género en política y se postula la naturaleza sexual del ser humano. Lo universal sólo puede ser representado por ambos sexos. La reivindicación y el principal desafío es buscar que hombres y mujerespodamos representar a hombres y mujeres indistintamente. La ciudadanía plena en política es luchar por eso, luchar por el derecho a ser elegidas en nombre de otros y otras.
Cuando digo promover la individuación, transformación de las mujeres en sujetos de derecho, tiene que ver con trabajar nuestras diferencias y por afirmarnos personalmente. Lo que nos permite salir de este mujerío, es la individuación y separar al sujeto mujer de su imagen estereotipada, hasta en el lenguaje y en la práctica política de todos los días
El punto está en tratar de que no nos encapsulen en política, o no nos identifiquen solamente con luchar por las desigualdades sólo de las mujeres. Creo que nosotras siempre vamos a poner eso en primer lugar, incorporado en el corazón de otros temas. No todas las mujeres por supuesto, pero imagino que este colectivo que está acá sí. En la práctica ocurre que si yo pido en mi partido la palabra y todo el mundo sabe que voy a hablar de las mujeres, los hombres se ponen a leer el diario. Es el minuto del recreo. El romper esa imagen estereotipada de representar a las mujeres. Creo que nosotras tenemos el plus ya que aparte de tener otras miradas sobre los mismos temas, vamos a tener puesta siempre la mirada en la desigualdad y buscando la igualdad. Es como dice Chantal Mouffe “La estrategia política del feminismo es luchar por la igualdad en todos aquellos aspectos de la vida en donde la categoría mujer es signo de desigualdad”. Hay otra feminista, cientista política que habla de la importancia política de la diferencia sexual y dice: ¿Es importante o no es importante? Después de debatir mucho dice que sería maravilloso que la diferencia sexual no importara en política, que tanto hombres como mujeres tuviéramos una preocupación y capacidad de decisión sobre los asuntos públicos de la misma manera, con igualdad de derechos. Pero mientras la política sea masculina, mientras las mujeres estén subordinadas, la diferencia sexual sí es importante. Textualmente dice: “Sería deseable que la diferencia sexual no importara, trascender la diferencia sexual para actuar en política, o sea realmente ser todos iguales, pero en tanto lo universal sea una abstracción y sinónimo de masculino, en tanto el espacio público sea considerado un espacio homogéneo de iguales, no se
reconozcan las diferencias, en tanto la diferencia sexual constituya un bloqueo a las promesas de igualdad, en tanto la política es el ejercicio de grupos de intereses específicos, dominantes y por lo tanto bloquee la posibilidad de llegar a decisiones comunes en que participen otros miembros de la comunidad, la diferencia sexual sí es importante en política”.
A lo mejor esa igualdad plena no la vamos a lograr nunca. Las utopías justamente son el norte que nos ponemos, para alcanzarlo, pero que ilustran la acción.
La aspiración, cuando las mujeres llevamos nuestros temas a la agenda política y ha sido nuestra lucha, es que también otros se hagan parte de esos temas de no vivir una sociedad dividida en dos, los hombres por un lado y las mujeres por el otro. Personalmente creo que en la historia fue muchas veces necesario un partido de mujeres, pero hoy día yo no lo quisiera.
Mi lucha es lograr que cuando se habla de los derechos reproductivos, de la salud reproductiva, de las cuotas, o de la paridad, o del aumento de la representación, sea un tema que esté también presente en toda la ciudadanía, hombres y mujeres. Nosotras lo que hacemos es siempre estar insistiendo en esos temas, pero no caer en el ‘son tus temas’ porque entonces vamos a estar eternamente en el departamento femenino, en mecanismos, sin transversalizar, sin instalar la igualdad entre hombres y mujeres en el corazón de la democracia, que yo creo es el punto.

Natacha Molina

http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF

Leer más...

domingo, 21 de septiembre de 2014

Sistema político y sistema de género.


Estamos hablando de la relación entre mujeres y democracia. ¿Por qué es importante incorporar la igualdad de oportunidades en las agendas políticas? La política está determinada por un orden de género que es masculino y el actual orden de género que es desigual. Se mantiene por intervención de la política y ahí tenemos ejemplos muy concretos.
En nuestros países hasta hace muy poco tiempo y creo que todavía, para cuando se definen las políticas de población, las definen unos caballeros que están allá y en esa política de población, si hay mucha gente entonces se promueve la planificación familiar y si hay poca gente la quitan. Ha habido períodos en la historia de nuestro país en donde han habido esterelizaciones masivas.
Se define el mundo de las relaciones entre los géneros y el mundo aparente y falsamente llamado privado, que es el de la reproducción, se define políticamente y eso tiene efecto en la vida de las personas y en la vida de las mujeres, y en el derecho a que nosotras podamos opinar al respecto.
La preocupación feminista por la democracia es los principios de las mayorías, igualdad, representatividad, derecho ciudadano, el derecho a ser elegidas, que no se aplica a las mujeres.
Llegamos a esta parte que tiene que ver con las convergencias y divergencias entre la teoría y las ideas de democracia con la lucha de las mujeres por la igualdad. Entre ambas hay puntos en común, los valores, igualdad, libertad, justicia, la búsqueda de sistemas de poder y de representación de las mayorías, rechazo a los poderes arbitrarios. Pero las divergencias son muchas más.
Hay una absoluta invisibilidad de las mujeres y del género en la teoría y en la práctica política. Hay un imperio de la norma masculina como universal de ciudadanía y una definición de las mujeres como el otro, por alteridad. La crítica de la definición de igualdad restringida a lo público, que alimenta la dominación de lo privado y la crítica a la aplicación de justicia sólo en los asuntos públicos.
A pesar de todas esas divergencias, sin embargo las mujeres han hecho tremendos aportes a la democracia, partiendo por la lucha sufragista de ampliar la base de apoyo de todas nuestras democracias. Se pasó la representación política del cincuenta al cien por ciento, siguiendo con esta ampliación del concepto de igualdad y de derechos, continuandovcon la lucha por la vida, que las movilizaciones de mujeres dieron en los períodos de dictadura, que fueron clave para la recuperación de las democracias, los estudios de géneroque han sido clave para incorporar la perspectiva de género en proyectos sociales, en políticas sociales globales y muchas otras cosas.
También se plantean distintos modelos de liderazgos. Uno que es muy importante, es el de cuotas y su efecto multiplicador. El aumento de la representación, el poder contar con instrumentos de acceso a la política. El caso argentino es emblemático. Nosotras, las chilenas, estamos luchando por tener una ley de cuotas, aún cuando hoy día en Europa y en muchos países, se está discutiendo cómo llegar mejor a la paridad y no solamente una cuestión de números.
Natacha Molina

http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF
Leer más...

sábado, 20 de septiembre de 2014

PETICIÓN DE DIMISIÓN DEL ALCALDE DE VALLADOLID,


Los reiterados comentarios machistas y retrógrados formulados por el Alcalde de Valladolid, junto con las últimas declaraciones indignantes e intolerables en relación a las agresiones sexuales, no hacen más que divulgar la idea de que las denuncias de las mujeres por agresiones sexuales no son creíbles, culpabilizando a las víctimas y banalizando una vez más el problema.

Siendo el máximo representante de la corporación municipal de Valladolid, da un respaldo social a la violencia de género. En definitiva, una vez más el Alcalde en lugar de estar denunciando y solucionando la situación del incremento de la violencia de género, la está alimentando.

La violencia contra las mujeres, sea del tipo que sea, constituye un delito, contribuye a mantener sojuzgadas y subordinadas al conjunto de las mujeres, deteriora la convivencia social y en definitiva atenta contra la paz y la vida democrática.

Toda víctima de violencia de género precisa de solidaridad y apoyo porque además del sufrimiento al que le somete su agresor, el calvario por el que tiene que pasar desde el momento en que se decide a denunciar las eleva inmediatamente a la categoría de “valientes”. De hecho según fuentes solventes, solamente un diez por ciento de las víctimas se atreven a formular denuncia.

Para todas las personas que luchamos contra la violencia de género, y en particular para las mujeres, es una ofensa que siga siendo Alcalde de Valladolid. Por eso EXIGIMOS SU DIMISIÓN y para ello necesitamos tu apoyo.
 Apoya  con nosotras la petición creada por la Asamblea de Mujeres Valladolid- España :
https://www.change.org/p/ayuntamiento-de-valladolid-contra-la-violencia-de-g%C3%A9nero-petici%C3%B3n-de-dimisi%C3%B3n-del-alcalde-de-valladolid
Leer más...

viernes, 19 de septiembre de 2014

Relación entre género y democracia. II/II


Hay una connotación en muchos sectores de hombres y mujeres respecto del feminismo como una no buena palabra, pero la verdad es que teórica y políticamente hablando, el feminismo es la expresión política de la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos.
Y el feminismo como expresión teórica y con los estudios de género, siempre ha buscado confrontar a todos estos teóricos, a Roussau, a Balzac y a los de ahora, e ingresar al debate político. Así como las políticas buscan ingresar tanto a la arena política como en el debate, sin embargo se mantiene una invisibilidad teórica bastante grande, tan grande, tan fuerte, como la que acabamos de ver en las cifras en la acción política.
Aquí quisiera hacer un pequeño paréntesis conceptual, -para entender las relaciones entre género y democracia-. El concepto de género designa construcciones culturales y simbólicas que las sociedades occidentales han levantado alrededor de las diferencias sexuales, es una construcción cultural, como lo dijo hace mucho tiempo Simone de Beauvoir “no se nace mujer, se hace mujer”. Cada formación histórica construye el género, lo femenino y lo masculino de determinada manera, asociando al sexo femenino con una cantidad de atributos culturales y con una cantidad de errores y el género masculino con el otro. El fundamento principal del concepto, el sentido, está dado justamente en la afirmación de que es la cultura y no la biología lo que determina lo propio de un sexo o del otro.
Los estudios de género de hoy día ofrecen muchas alternativas para decir lo mismo, pero hay dos rasgos que son importantes en el concepto, uno es el de ser una construcción cultural, que funciona como componente fundamental en toda sociedad. Toda sociedad tiene un orden de género que define a las mujeres desiguales en relación a los hombres, o las considera inferiores. Cuando hablamos de igualdad o de equidad de género, de lo que estamos hablando es de que ambos tengan igualdad de trato y de oportunidades.
Ahora, el problema es que las relaciones de género vigentes en nuestra sociedad se transforman en identidad, por procesos que todas conocemos, de socialización, desde la casa, en la escuela, en el trabajo, a lo largo de toda nuestra vida hay señales y mensajes que van enviando, que nos dicen: “mire, si usted es mujer no llore”, “la política es para hombres, no es para las mujeres”, “si usted participa en política, bueno, sirvan el tecito en las reuniones, o todo ese tipo de actividad, porque es lo que saben hacer”. Esto es lo que muchas mujeres hacemos, como llevar el anillo del marido también. Por ejemplo muchas mujeres ingresan a la política porque vienen de apellido político, es el lazo familiar y eso pone en interdicción la condición de ciudadana, de quienes queremos participar en política.
Lo importante es saber que todos estos mecanismos de acceso, que no son los mecanismos institucionalizados, pueden abrirle la puerta a muchas mujeres a la política. Pero si esa puerta se mantiene abierta o no, ya empieza a depender de la propia mujer, porque puede ser muy pariente del presidente de la república, pero si no tiene dedos para el piano, termina no siendo elegida, no siendo electa.
El problema es la identidad. ¿Qué entendemos por identidad? Cualquier aspecto que singularice a una persona, o que la haga semejante a otra. Todo lo que nos agrupa o nos separa es un elemento de identidad y por lo tanto, como los seres humanos en general no sólo tenemos un interés, ni tenemos un sólo rol que cumplir u ofrecer, las identidades son múltiples. Nos podemos identificar como trabajadoras, como mujeres, como madres, presidenta de la república, me encantaría que algún día nos identificáramos también como
presidenta o como parlamentarias. O sea, son identidades múltiples, que nos une a algunas o algunos y nos separa de otros u otras.
Lo importante es establecer esta diferencia entre entidad biológica, que estamos hablando de sexo, en donde existen diferencias evidentes entre hombres y mujeres y esta identidad cultural, lo que llamamos género y en donde existen desigualdades. Nadie desconoce ni quiere desconocer las diferencias de sexo, por lo menos la mayoría no, pero sí “queremos ser diferentes, pero no desiguales” como dicen las brasileñas que acuñaron esa consigna que ven ahí: “Queremos ser diferentes, pero no desiguales”.
Imaginar que todas las mujeres somos iguales, entre nosotras mismas es una falacia, es falso. Entre las mujeres somos muy diferentes, cada una tiene su historia, su biografía, su trayectoria, sus problemas, sus intereses.
Natacha Molina

http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF
Leer más...

jueves, 18 de septiembre de 2014

Relación entre género y democracia. I/II


 Cuando estamos hablando de la subrepresentación de las mujeres en política y de las estrategias, de lo que estamos hablando en realidad es cuáles han sido y cómo podemos las mujeres aportar a una profundización y a un mejor desarrollo de la democracia.
Los cambios anotados han ido acompañados de una reflexión política, intelectual de revalorización de la política en nuestros países, es decir, después de haber vivido las dictaduras y todos los horrores, la reflexión política intelectual y la acción política tienen un punto de partida que es la revalorización de la democracia.
Muchos autores hablan, en los ’60 el tema de debate político era reforma o revolución. Las más jóvenes tal vez no lo recuerden, pero las mayores sí sabemos que ese era el debate. A partir de los ’90 el debate se centra más bien entre democracia y autoritarismo.
Esa reflexión sobre la revalorización de la democracia, ha ido fortaleciendo los principios de diversidad, de pluralismo, del respeto de los derechos humanos, de las diferencias y de la afirmación de entidades específicas. Comienzan a surgir grupos que se afirman muy fuertemente, como los indígenas, las mujeres, los y las negras, los ecologistas.
Emergen nuevos movimientos sociales, pero ya no alrededor de “el gran proyecto país”, sino en temas y en entidades específicas.
Estamos frente a una sociedad que comienza a tener una diversidad impresionante de expresiones sociales, que buscan un camino en la política. No somos sólo las mujeres las que estamos buscando el acceso, sino muchos otros grupos organizados lo están haciendo.
De esta manera hoy día es posible debatir y confrontar el tema de la igualdad de derechos y oportunidades de las mujeres y la ciudadanía plena de las mujeres, como una dimensión consustancial a la democracia y no sólo por un tema de número, porque si somos el cincuenta por ciento de la población y se quiere profundizar la democracia, ese cincuenta por ciento tiene que estar igualmente representado que el otro cincuenta por ciento.
Pero no es sólo un problema de números, es un problema de contenidos, de cómo se hace política y qué temas forman parte de la agenda pública. Me permito citar una frase a propósito de las relaciones de una feminista anglosajona que dice: “La democracia ha existido siempre como pesadilla o como sueño, en toda la historia del pensamiento y la teoría política”. El feminismo entendido como la expresión política del cambio en las relaciones entre los géneros.
Natacha Molina

http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF
Leer más...

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Mujeres y Politica II/II


Al iniciar el siglo XXI la presencia de la mujer en los espacios sociales, laborales, artísticos, científicos, culturales, deportivos, o sea en la vida pública y también en la vida política, comienza a ser realmente significativa, tanto en número, ya que cada vez hay más mujeres en política, como en la valoración que se hace de ellas. Y eso comienza a ser bastante importante, quiere decir que la ciudadanía en la medida en que conoce la acción política de las mujeres, la valora. Lo importante es llegar y acceder, tener la posibilidad y la
oportunidad de ser conocida, que es lo más complicado.
Los liderazgos femeninos se multiplican, se diversifican y nos encontramos entonces con una sociedad más abierta, acepta a la mujer en política. En Chile entre los principales personajes que están en la carrera presidencial para los próximos eventos, hay dos mujeres, uno es un hombre, de derecha y dos mujeres que son de la Concertación.
En Argentina pasa algo semejante. Elisa Carrió empieza ya a correr como una figura presidencial. Esos son hechos bastante inéditos en la historia de nuestros países. Ya veremos las cifras, aumentan las ministras, aumentan las representantes. O sea difícilmente hoy día ni un político, ni un intelectual diría lo que dijo Rousseau hace tres siglos. Ahora no se dice, pero se mantiene la subordinación. No se dice pero se piensa. A nosotras nos toca vivir en carne propia la resistencia masculina, que muchas veces ya no tiene palabras, pero existe culturalmente todavía con mucha fuerza.
Las ideas de igualdad han ido evolucionando a lo largo de la historia, incorporando en cada etapa a nuevos sectores y nuevas categorías sociales. Recuerden que primero, para los griegos, la igualdad era para los hombres, después en la Edad Media la igualdad comienza a ser un concepto aplicado también a los pobres y a las mujeres.
A pesar de que ya en 1945 en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se habla de igualdad de derechos, de oportunidades, de trato, es en Viena en 1992 cuando se reconoce explícitamente la igualdad de la mujer y su condición de ciudadana. Esto es que no se las subsume bajo la palabra hombre, sino que se dice los hombres y las mujeres.
Sólo en las dos últimas décadas del siglo XX, las relaciones desiguales entre los géneros se han hecho visible e ingresan a la agenda pública. Y de este modo es cuando el enfoque -le llamamos el enfoque de la equidad de género- se ha ido construyendo como una dimensión necesaria y políticamente relevante a incluir en el conjunto de las políticas públicas, en la legislación y en todas las decisiones.
Por eso es que casi todos los países hoy día tienen, o una oficina, o contratan expertas para ver eso de la transversalización del enfoque de género en las políticas públicas.
Natacha Molina

http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF
Leer más...

martes, 16 de septiembre de 2014

Mujeres en la Política I/II


Al comenzar el siglo XIX ya estamos frente a un escenario económico, político, cultural distinto, en donde dos factores son centrales: el trabajo y la educación. La educación -ya les decía que el conocimiento es poder-, permite mayores posibilidades a las mujeres de opinar sobre los asuntos públicos, con todas las barreras y dificultades que conocemos. La educación y el trabajo de las mujeres en el siglo XIX y después en el XX con mucha másfuerza, es lo que sirvió de camino para desarrollar más tarde las ideas y las luchas
contemporáneas de las mujeres por la igualdad.
Por supuesto siempre estos procesos van ocurriendo primero en los sectores altos. Todavía vemos que en nuestras sociedades está la oposición conservadurismo/progresismo, por llamarlo de alguna manera, respecto de la incorporación de la mujer en política y en la vida pública. Siempre estos procesos comienzan por los sectores más educados, que son los sectores socioeconómicos más desarrollados.
El mundo de la pobreza lamentablemente está muy asociado al mundo de la ignorancia y a la no capacidad para discernir sobre los asuntos públicos. Es obvio que si uno tiene el cien por ciento de la información, va a tomar una buena decisión política, si uno tiene el veinte por ciento de la información, va a tomar una decisión política ineficiente, mala.
La historia del siglo XX es ya conocida. Se inicia con la lucha por el sufragio, el derecho a voto y son las primeras manifestaciones realmente masivas, porque hasta ahora estuvimos hablando del debate político intelectual, pero por cierto eran mujeres destacadas, no todas.
El carácter masivo comienza justamente a principios del siglo XIX, con la lucha por el derecho a voto y termina con la realización de conferencias mundiales, que empiezan a desarrollarse en la década de los ’90, donde se recomienda a los gobiernos a promover leyes, políticas públicas en favor de la mujer.
Muchas de nosotras afirmamos que la gran revolución del siglo XX fue la revolución del cambio en las mujeres. El acceso masivo a la educación, el acceso al trabajo son los factores claves que permiten que las mujeres comiencen ellas mismas a tener más conciencia de sus derechos. Ahora, como vamos a ver más adelante, con la lucha del sufragio las mujeres ganamos el derecho a elegir y a ser elegidas, pero en la práctica, lo que se practica, lo real, es el derecho a elegir. Hacer política significa también ser elegida, poder representar y ese es el tema donde hay mayor déficit hoy día en nuestros países.
El aire liberal que impera la globalización y el despliegue de información, en el último cuarto del siglo XX, contribuyó al conocimiento de diversas formas de ser mujer en el mundo y eso lo vemos ahora. Con todo lo que es la tecnología y la información, vemos distintos modelos de mujeres y por lo tanto distintos modelos de liderazgos. Sin embargo, a pesar de ir conociendo toda esa diversidad, y a pesar de las distancias y las diferencias, las mujeres seguimos teniendo la marca de la subordinación. Es decir, estas ideas de las barreras
objetivas todavía se mantienen en proporciones altísimas.
Los cambios tecnológicos en la última década de este siglo, reforzaron todas estas tendencias y a pesar de que podemos tener una gran discusión sobre la globalización con las consecuencias dramáticas que significa la profundización de la brecha socioeconómica, por ejemplo, en el caso de lo que estamos hablando, que es la lucha por la igualdad de la mujer, la globalización puso mayor conciencia del efecto que tiene esto en la modificación de los horizontes referenciales de las mujeres, y así los proyectos de vida de las mujeres se
diversifican. Comenzamos a tener las mujeres la posibilidad de optar. El destino prefijado de tener un esposo, hijos y quedarse en la casa, no es el único posible. De hecho las estadísticas muestran que las chicas jóvenes retardan cada vez más la edad para constituir pareja. En Chile está cercano a los veintiseis años, hace cincuenta años atrás la edad promedio de constituir pareja, casarse, era de entre quince y diecisiete años. ¿Eso qué está diciendo? Que las dificultades son tan grandes que la mujer para desarrollarse como persona, está prefiriendo tener una vida propia primero, antes que amarrarse con una pareja e hijos
Como consecuencia de esto, en la mayoría de los países del mundo, se inician procesos tendentes a dar respuestas a las demandas de las mujeres. Proliferan los planes de igualdad, las oficinas de la mujer, las legislaciones, la promoción de mujeres en cargos de responsabilidad, electos y no electos y organismos nacionales y locales a cargo de las mujeres. O sea, que en este breve recorrido se da cuenta que han habido avances significativos muy importantes.
Natacha Molina

http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF
Leer más...

lunes, 15 de septiembre de 2014

Nuevas visiones de la política y de lo político


Así como la gran revolución del siglo XX fue de las mujeres, el gran aporte de las mujeres, fueron estas nuevas visiones de lo qué es político. Por supuesto no sólo las mujeres, los movimientos de mujeres y los movimientos feministas son los que hancolaborado en esto, estamos viviendo un período que frente a estas crisis de todo orden de cosas, se comienza a partir de la crisis de la política a buscar nuevas visiones.
En el primer cuarto de siglo, la lucha es sufragista: garantizar el derecho a elegir representantes, para las mujeres, pero no derivaron en que las mujeres tenían igual derecho a representar a la ciudadanía. No obstante los avances, la presencia de las mujeres en política sigue siendo muy inferior a los hombres.
Estas copias nos muestran en una visión comparativa de América Latina, cual es la representación de mujeres en relación a los hombres, en diversas instancias. Los datos son del año 2000 y como la política cambia mucho y ustedes han tenido elecciones también, los datos no son los más precisos. Pero en el caso de mujeres ministras en América Latina,
Argentina tiene un ocho por ciento de mujeres, no sé si esa cifra se mantiene y no es la más grande. Los países que más se destacan ahí son Chile, Costa Rica, Venezuela y El Salvador.
Me pronuncio por Chile, porque la verdad es que el aumento de este treinta y un por ciento aparece como fantástico, es solamente porque de un gabinete, el gobierno nombró cinco mujeres, entonces aparece como una proporción más grande con respecto al resto de América Latina, pero esto se ha ido sosteniendo en el tiempo, en general la designación de mujeres en cargos de responsabilidad pública, es decir que cada vez es más visible, no supera el veinte promedio, o el quince por ciento promedio
Natacha Molina

http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF
Leer más...

domingo, 14 de septiembre de 2014

Le exclusión de las mujeres


Hay que tomar en cuenta que la exclusión de las mujeres en la historia, los guillotinazos, las omisiones, las expulsiones no eran una cuestión, como a veces uno suele pensar, de lenguaje, “se habla de los derechos del hombre, pero el hombre comprende también a la mujer”. No, era una cuestión absolutamente fundamentada, una convicción filosófica, cultural y política de que las mujeres no debían participar en política. Hay algunos
ejemplos de la época, que me permito citar textualmente, porque vistos desde hoy día, la verdad es que comienzan a producir bastante indignación.
Juan Jacobo Rousseau, filósofo, político y autor del famoso libro El Contrato Social, libro clásico también para poder entender el estado y las relaciones estado-sociedad y la democracia. Dice: “Toda la educación de las mujeres debe ser relativa a los hombres, la mujer está hecha para acceder al hombre y soportar sus injusticias”. Rousseau era bastante conservador en todos los aspectos de la vida, así que no resulta extraño lo que decía.
Pero el tema es que no sólo Rousseau pensaba así, tenemos también a Honorato de Balzac, un escritor francés de la época que dice: “El destino de la mujer y su única gloria es hacer latir el corazón de los hombres. La mujer es una propiedad que se adquiere por contrato, un bien inmueble porque la posesión vale un título, en fin hablando propiamente, la mujer no es más que un anexo al hombre”. Esto está en Fisiología del matrimonio de Balzac.
Tenemos también a Proudhon, filósofo francés. Ya no estamos hablando de sectores conservadores, estamos hablando de quien fue el padre del Mutualismo. Progresista, de ideas socialistas, dice respecto de la mujer: “La mujer debe permanecer bajo la dependencia del hombre, el único que cuenta es el individuo social”. La pareja para él no es una asociación, lo que supondría igualdad en la relación, sino una unión donde la mujer es inferior al hombre y lo dice explícitamente.
Con esa convicción filosófica, política, cultural es con la cual nosotros nos encontramos, porque estos son clásicos que sembraron camino, están presente en la historia de las ideas, en las concepciones de democracia, en las concepciones sociales que aún en muchos sectores de nuestra sociedad están muy vigentes. Es por eso que me permito traerlos a colación, porque claro, si uno continuara, no terminamos nunca de citar. Pero lo que hay que reconocer es que hoy día ningún destacado filósofo o político se atrevería a decir cosas de esta naturaleza. Esto ha sido todo producto de la lucha de las mujeres.
 Natacha Molina
http://www.diba.cat/urbal12/Pdfs/Natacha%20Molina.PDF
Leer más...

sábado, 13 de septiembre de 2014

Denuncian que el fabricante de la vacuna del papiloma manipuló los ensayos de seguridad del fármaco




He leído la denuncia por lo penal que ha puesto en La Rioja (España) la familia de María del Carmen Jiménez y Zuriñe, posible afectada esta por la vacuna del virus del papiloma humano (VPH), para que el juez investigue la venta del medicamento y los daños que ocasiona. En ella afirman que el laboratorio manipuló los ensayos clínicos sobre la seguridad de la vacuna. Os cuento.

Bien documentada, la denuncia presentada afirma que todos los componentes de la vacuna están produciendo los efectos que se relatan en Zuriñe. Entre ellos, citan el aluminio usado en forma de sales como adyuvante para aumentar el potencial inmunitario, tóxico principalmente para el sistema nervioso y el sistema inmunológico.

El aluminio aparece unido a VPH creado genéticamente, es decir VPH transgénico. Al estar estos fragmentos unidos al adyuvante de aluminio, es mucho más fácil que pasen a las células causando mutaciones celulares que conducen al cáncer o una amplia variedad de trastornos en el sistema autoinmune.

    Este ADN modificado puede también afectar el cerebro, contaminándolo por medio de la sangre y causando: Accidentes cerebrovasculares, daño cerebral, encefalitis, meningitis o muerte“.


Pues bien, se realizaron estudios clínicos de doble ciego con Gardasil para comprobar su seguridad. Es relativamente fácil de alcanzar el doble ciego en estudios con fármacos.

Esto se logra haciendo que el medicamento investigado y el control (un placebo o un fármaco determinado) tengan aspecto idéntico (color, sabor, etc.). Un coordinador del estudio asigna aleatoriamente a los pacientes a un grupo experimental o a un grupo de control y les asigna números de identificación al azar.

    El mismo también codifica los fármacos con números aleatorios concordantes -continúan explicando en su denuncia-. Ni los pacientes ni los investigadores que supervisan el resultado saben qué paciente está recibiendo cuál tratamiento, hasta que el estudio finaliza y se revelan los códigos.

    Los estudios a doble ciego de Gardasil, increíblemente utilizaron como placebos sales de aluminio, con dosis de 225mg y 450mg, inclusive vacunas contra la Hepatitis B, con la finalidad de minimizar las reacciones adversas esperadas“, afirman en la denuncia.

Si en los dos grupos se utilizaron sales de aluminio difícilmente se podrá saber cuáles son los efectos secundarios pues ambos grupos tendrán los mismos efectos lo que aparentemente da una seguridad sobre la vacuna. La prueba no está bien realizada ya que el placebo no debería haber tenido sales de aluminio.

Pero es que además, si hacemos una comparación entre riesgo y beneficio el desequilibrio es patente. Los riesgos como hemos expuesto al ser el VPH trasgénico e ir unido a aluminio y otros metales son enormes hasta el punto de que muchos médicos y biólogos no tienen duda de que las enfermedades que están padeciendo las chicas desde el suministro de la vacuna son debidas a Gardasil.

No cabe la menor duda que con esta actitud la farmacéutica quiere comercializar a todo riesgo su vacuna y ha hecho todo lo que estaba en su mano para mostrar una imagen de la vacuna como segura. Su actitud ha sido secundada por las autoridades sanitarias españolas que también con un absoluto desprecio por la salud de las chicas han decidido dar el visto bueno a la vacuna sin las garantías oportunas.
Por Miguel Jara
5 de agosto de 2014

http://www.migueljara.com/2014/08/05/denuncian-que-el-fabricante-de-la-vacuna-del-papiloma-manipulo-los-ensayos-de-seguridad-del-farmaco/
http://www.migueljara.com/2014/08/05/denuncian-que-el-fabricante-de-la-vacuna-del-papiloma-manipulo-los-ensayos-de-seguridad-del-farmaco/
Leer más...

viernes, 12 de septiembre de 2014

SALVE A LA REINA ??


La elección de la reina ha de re-contextualizarse al igual que está pasando en las monarquías que aún persisten.

Cuando hablamos de una reina, término eufemísticamente peyorativo, se hace referencia al sustantivo femenino de rey y este –etimológicamente- significa 'único gobernante'. Las características que por antonomasia han caracterizado esta dignidad son: cargo supremo y estrictamente unipersonal, carácter vitalicio y designación según orden hereditario. De allí la primera pregunta: ¿es eso lo que estamos buscando?

No es para preocuparse, la situación actual de las monarquías está cambiando, comenzando por las casas europeas que tratando de ganar legitimazición popular han incorporado plebeyos a las familias reales, se actualizan con las nuevas tecnologías de la comunicación y tiene páginas en Facebook, son protagonistas de escándalos que alimentan a la prensa de corazón y han reconsiderado el papel de la mujer, para equipararla con el varón en la sucesión. Viene entonces la segunda pregunta: ¿si ellos lo han hecho, acaso nosotros no?

Otra cara de la moneda son los reinados de belleza, que también tienen su historia. Se trata de una competencia basada fundamentalmente en la belleza física de las participantes. En América, el primer concurso se realizó en EE.UU. en 1854, y curiosamente fue cancelado por las protestas populares, ya que se tenía como precedente concursos de perros, bebés y aves. De 1921 data la realización del primer Miss Estados Unidos, que igualmente fue criticado por la sociedad en general. En medio de tanto cuestionamiento un aspecto positivo vino con la Segunda Guerra Mundial, cuando las reinas de belleza se reclutaron para vender bonos y entretener a las tropas, desde entonces se valora más su personalidad y sus actividades sociales. Un buen punto que no logró opacar las manchas del certamen. Las críticas hacia los concursos de belleza radican principalmente en que refuerzan la idea de que las mujeres deben ser valoradas principalmente por su apariencia física, lo cual hace una gran presión para que "sean hermosas", gasten dinero en ropa, cosméticos, productos para el cabello y cirugías estéticas. Esta obsesión por la belleza física lleva a las mujeres a realizar dietas estrictas, con resultados como la anorexia o la bulimia. Aunque algunas competencias tienen elementos que no están basados puramente en la belleza física, las participantes poco atractivas tienen escasas posibilidades de ganar, amén de su talento, inteligencia, educación, ingenio o conciencia social. En lugar de proveerles oportunidades a las mujeres, se discute que estos concursos lastiman a las que no cumplen los cánones definidos de belleza, privilegiando a las que encajan en el patrón y que son vistas como las "mejores candidatas".

Pero existe un mejor significado de la palabra 'rey-reina', es cuando este título se otorga por merecimiento personal:  Débora Andollo, conocida como la novia de Neptuno, y para mí, con el respeto que merece Yemayá, la incondicional reina de los mares; no porque tuviera un cuerpo de sirena, ni estatura de envidiar (apenas alcanza los  163 cms), sino porque es la única mujer en el mundo capaz de bajar a más de 74 metros de profundidad a cuerpo libre, e imponer 16 marcas mundiales en las cuatro modalidades de la inmersión de la apnea, una de ellas incluso para ambos sexos. Estos dos ejemplos de reyes, han llegado a un punto donde a otros les ha sido imposible estar, y podrá ser cuestionable la denominación, pero siempre será merecida.

Cuando hablamos de una reina, ¿qué queremos que sea? Poco sentido le veo a abogar por belleza externa, tal vez inducida, que algún rato desaparecerá. En cambio, me parece bien admirar a quien conoce la realidad de su institución, de su país, de sus conciudadanos, a quien sea batida contraparte del estanco estéril, y guía para los demás.

Pidamos cambios en los aspectos que se evalúan en los concursos de belleza, que ya no sea: armonía corporal, belleza facial, femeneidad, pasarela y postura; que se mantenga: actitud, expresión oral, cultura general y que se agregue la que mejor desempeño muestre en el saber, saber hacer y saber ser; la más emprendedora, la más creativa, las más activista, la mejor estudiante... Tal vez tendremos menos candidatas, pero estaremos más cerca de lo que necesitamos. Es lo menos que podemos pedir en estos tiempos de cambios en los palacios reales.

Aboguemos entonces porque la reina nos lleve por el camino del bien común y el buen vivir.
Por: Melvis González Acosta
Leer más...

jueves, 11 de septiembre de 2014

ODM 8: FOMENTAR UNA ALIANZA MUNDIAL PARA EL DESARROLLO


Este objetivo se centra en crear y fomentar iniciativas de apoyo internacional, con implantaciones de medidas para solucionar:

  • El problema de la deuda externa.
  • El aumento de la Ayuda Oficial al Desarrollo.
  • Para incrementar la comunicación y la cooperación entre los diferentes países.

¿Qué obstáculos hay?

La humanidad tiene recursos suficientes para acabar con la pobreza. Pero la mayoría de los países no aportan ni el 0.7% de su PIB en Ayuda Humanitaria, sino la mitad y aún menos de esta cantidad. Sólo 5 países, Dinamarca, Luxemburgo, Países Bajos,
Noruega y Suecia, han alcanzado el 0.7%.

EEUU, el país más rico del mundo, sólo aporta 0.02% de Ayuda Oficial al Desarrollo de los países menos avanzados. Este 0.7% de su PIB, supone a los países ricos una quinta parte de lo que gastan en defensa o la mitad de lo que destinan a subsidios agrarios.

La pobreza va muy a menudo unida a las guerras. Los gobernantes de los países pobres, destinan sus fondos a organizar ejércitos para combatir. Muchos países ricos son los exportadores de armas a los países pobres y muchas empresas se benefician por su situación de conflicto bélico. Los recursos para gastos militares siguen aumentando en el mundo mientras que los recursos destinados a la cooperación se estancan.

Los países ricos protegen sus productos alimentarios con aranceles muy elevados sobre los productos mientras que exigen a los países pobres que abran completamente sus fronteras a la importación.

Cuando se habla de la cancelación de la deuda externa, quieren decir que sólo los últimos 5 años, los países de África Subsahariana han pagado más de 65 millones de dólares en concepto de deuda externa. Además para que estos países se les condone la deuda tienen que cumplir unos requisitos que imponen los países ricos como: la privatización de los servicios públicos, apertura de los mercados a las economías del Norte, etc.

La agricultura, es el aspecto más importante, las tres cuartas partes de los pobres viven en áreas rurales. Dependen de las actividades relacionadas con el sector agrícola. Las políticas proteccionistas de los países del Norte ofrecen subvenciones que desestabilizan y deprimen los precios mundiales, conducen a la sobreproducción de los mercados de los países del Sur destruyendo unos de los sustentos primordiales de millones de personas que habitan en entornos rurales.


La Ayuda Oficial al Desarrollo ha disminuido a nivel global en la última década, y el descenso es mayor con las cantidades destinadas a los países menos desarrollados.

También hay que añadir la gobernabilidad de los países pobres, las decisiones que adoptan los líderes de cada país en vías de desarrollo. De nada pueden servir las inversiones sociales en estos países, si los gastos militares son superiores al gasto social y el Estado y la democracia son débiles.


http://www.un.org/es/millenniumgoals/global.shtml
Leer más...

miércoles, 10 de septiembre de 2014

ODM 7: GARANTIZAR LA SOSTENIBILIDAD DEL MEDIO AMBIENTE



Alrededor del mundo, las mujeres y los hombres desempeñan roles distintos en el manejo de las plantas y los animales y el uso de los bosques, las tierras áridas, los humedales y la agricultura. Igualmente, existen roles de género diferenciados en la recolección de agua, combustible y forraje para uso doméstico y en la generación de ingresos. La interacción distintiva de las mujeres con el entorno natural confiere a la experiencia y el conocimiento de las mujeres una importancia central en la gestión del medio ambiente (PNUMA, 2004).

Feminización de la agricultura

En muchas zonas del mundo existe una creciente tendencia en la actualidad a lo que se ha dado en llamar la "feminización de la agricultura". A medida que disminuye la participación de los hombres en la agricultura, el papel de la mujer en la producción agrícola se hace cada vez más dominante. Las guerras, las enfermedades y la mortalidad causada por el VIH/SIDA han reducido la población rural masculina. Otra causa importante de este fenómeno es la migración de los campesinos a los pueblos y las ciudades, en sus propios países o en el extranjero, en busca de empleo remunerado.


Datos y cifras
En el sudeste de Asia, las mujeres representan hasta el 90% de la mano de obra necesaria en el cultivo del arroz.
En el África Subsahariana, las mujeres producen hasta el 80% de los alimentos básicos para el consumo familiar y para la venta.
Las mujeres realizan del 25% al 45% de las faenas agrícolas en Colombia y el Perú.
Las mujeres constituyen el 53% de los trabajadores agrícolas en Egipto.
Menos del 10% de las agricultoras de la India, Nepal y Tailandia poseen tierras.
Un análisis de los sistemas de crédito en cinco países africanos reveló que las mujeres recibían menos del 10% del crédito concedido a los pequeños agricultores.
Tan sólo el 15% de los agentes de extensión agraria de todo el mundo son mujeres.

¿Cómo afecta a las mujeres la degradación del medio ambiente?

Debido a la diversidad de las interacciones cotidianas de la mujer con el medio ambiente, ella es la más gravemente afectada por la degradación medioambiental: Por ejemplo:

La deforestación o la contaminación incrementa el tiempo que las mujeres deben pasar en busca de leña o de agua no contaminada y apta para el consumo e incrementa el riesgo de que las mujeres se contagien con enfermedades transmitidas por el agua.

La erosión de los suelos, la escasez de agua y el fracaso de los cultivos reducen el rendimiento de las cosechas; los suelos agotados por un aprovechamiento excesivo reducen la productividad de las huertas domésticas.

Los productos químicos tóxicos y los plaguicidas presentes en el aire, el agua y el suelo crean diversos riesgos para la salud de la mujer. Ingresan a los tejidos del cuerpo y a la leche materna, por conducto de la cual pasan a los lactantes.

En las ciudades, en particular, la contaminación del aire y del agua puede ser de gran magnitud y el saneamiento y la depuración de los residuos puede ser deficiente o inexistente, lo cual plantea nuevas amenazas a la salud, particularmente para las mujeres, quienes son las más expuestas a esos peligros.

La degradación del medio ambiente significa que las mujeres deben dedicar más tiempo y más esfuerzos a encontrar combustible o producir alimentos, pero no disminuyen las restantes responsabilidades de satisfacer las necesidades del hogar y velar por la salud de la familia. La división del trabajo en función del género hasta ahora ha resistido todos los intentos de introducir cambios reales. En muchos países, las mujeres ya trabajan 12 o más horas diarias dentro y fuera del hogar; en África y Asia, el promedio de horas de trabajo semanal de una mujer es 13 veces superior al correspondiente a los hombres.

Leer más...

martes, 9 de septiembre de 2014

ODM 6: COMBATIR EL VIH/SIDA, LA MALARIA Y OTRAS ENFERMEDADES


La epidemia del VIH/SIDA ha cumplido 25 años

Las cifras que publica cada año ONUSIDA siguen siendo devastadoras.

Hasta la fecha, el VIH ha infectado a unos 65 millones de personas y el SIDA se ha cobrado más de 25 millones de vidas desde que esta enfermedad fuera reconocida por primera vez en 1981.

Hay 42 millones de adultos y 5 millones de niños que tienen el SIDA – más del 95% en los países en desarrollo y el 70% en África sub-Sahariana.

En 2005 había 39,5 millones de personas que vivían con el virus del VIH y la inmensa mayoría no eran conscientes de su estado.

Con una cifra aproximada de 17,3 millones, las mujeres constituyen el 58% del número total de personas con el VIH. De ellas, 13,2 millones viven en África subsahariana (el 76% de todas las mujeres VIH-positivas).

La mitad de las mujeres africanas embarazadas están infectadas de SIDA.

La feminización del VIH/SIDA

Cada vez se comprueba con más frecuencia que "el rostro del VIH/SIDA es un rostro de mujer". Las mujeres son más susceptibles que los hombres a la infección, debido a factores sociales, culturales y fisiológicos:

En las relaciones heterosexuales la mujer es de 2 a 4 veces más vulnerable a la infección por el VIH que el hombre, porque la zona de exposición al virus durante la relación sexual es de mayor superficie.

Las normas culturales de ignorancia sexual y la idea de la pureza de las mujeres han bloqueado su acceso a la información sobre la prevención.

Considerando estas tendencias, muchos programas de prevención abordan el VIH y
el SIDA en la actualidad, no simplemente como tema de salud pública, sino como síntoma de la desigualdad de género que lo sustenta.

Según ONUSIDA, los hombres y mujeres que viven con el SIDA tienen los mismos índices de supervivencia si reciben el mismo tratamiento.
Pero en muchos países las actitudes hacia la mujer hacen que el hombre sea tratado primero. Las familias también tardan en mandar a las mujeres a la clínica, para no alterar la "economía de atención" familiar que éstas mantienen con sus labores en el hogar, entre las que suele estar el cuidado de otros miembros de la familia afectados por el SIDA.

Muchos observadores también alegan que el triple enfoque de "abstinencia, fidelidad y uso de condones" para la prevención del VIH no tiene mucha utilidad para abordar la situación de las mujeres y las niñas.

Tan sólo el 4,9% de las mujeres casadas en edad de procrear usan condones (lo que oscila entre 1,3% en África y 10,5% en Europa oriental).

Asimismo "no tiene sentido recomendar la abstinencia a mujeres que se ven forzadas a tener relaciones sexuales", según indica Thoraya Obaid, directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). "La fidelidad no ofrece mucha protección a las mujeres cuyos esposos mantienen varias relaciones a la vez, o que estaban infectados antes de casarse; y para usar condones tiene que haber cooperación por parte de los hombres…La epidemia no va a ceder hasta que los gobiernos proporcionen los recursos necesarios para garantizar los derechos de salud sexual y reproductiva de la mujer."

El paludismo se cobra por lo menos un millón de vidas cada año, alrededor de 3.000 por 10 casos ocurren en el África al sur del Sáhara.

Casi 500 millones de personas sufren de paludismo grave todos los años: la mayoría de las víctimas son niños.

Hasta 700.000 niños, muchos de ellos menores de cinco años, morirán innecesariamente de paludismo este año. Un niño afectado gravemente por la enfermedad puede morir en 24 horas. Solo o asociado con otras enfermedades, el paludismo se cobra la vida de un niño cada 30 segundos. Los niños pueden sufrir un promedio de seis accesos de paludismo por año. En las zonas endémicas, puede verse afectado hasta el 60 por ciento del aprendizaje escolar.
En los países endémicos, las mujeres tienen cuatro veces más probabilidades de sufrir ataques de paludismo durante el embarazo - causantes de insuficiencia ponderal del recién nacido y muerte prenatal - que en cualquier otro momento.

Casi el 60 por ciento de los abortos se deben al paludismo. El costo de la lucha contra el paludismo y su tratamiento agota las economías africanas. Los países endémicos tienen que utilizar las escasas divisas disponibles para comprar medicamentos, mosquiteros e insecticidas.

Un tercio de la población mundial está infectada por los bacilos que provocan la tuberculosis.
La tuberculosis continúa siendo (junto al SIDA) la principal causa de muerte entre adultos en el África Subsahariana, más de 2 millones al año.



Leer más...

lunes, 8 de septiembre de 2014

ODM 5: MEJORAR LA SALUD MATERNA

Cada minuto de cada día en un país en desarrollo, muere al menos una mujer al dar a luz. Cada año se calcula que mueren en el mundo por esta causa unas 529.000 mujeres, pero ocurre de forma desigual según las zonas del mundo. El 99% de estas muertes ocurren en los países en vías de desarrollo y la mayoría son evitables. Pero no sólo debemos tener en cuenta las mujeres que mueren, sino que por cada mujer que muere en el parto cerca de 30 sufren traumatismos, infecciones o discapacidades, algunas de ellas para toda la vida, y que no son tratadas.

Mientras en algunos países pobres, una mujer tiene una probabilidad de 1 sobre 16 de fallecer al término de su embarazo, en un país rico esta probabilidad es de 1 por cada 2.800. Esta es una de las principales causas de muerte y discapacidad de las mujeres en edad reproductiva. Por otra parte si la madre muere hay más probabilidades de que muera el niño recién nacido y la mortalidad de los otros hijos es superior que si la madre muriera.

En países de África subsahariana con elevadas tasas de natalidad, una de cada 16 mujeres muere durante el parto. En los países de Europa con baja natalidad la cifra desciende a una cada 2.000 y en América del Norte a una cada 3.500.

Hoy en nuestro mundo:

Cada minuto muere una mujer debido a complicaciones derivadas del parto. Aproximadamente 14 mil mujeres y jóvenes mueren por causas derivadas del parto, 99 por ciento de ellas en el mundo en desarrollo.

Más de 50 millones de mujeres padecen una mala salud reproductiva y graves enfermedades y discapacidades derivadas del embarazo.

Más de 500 mil mujeres mueren cada año por complicaciones durante el embarazo y el parto.

Por lo menos un 20% de las enfermedades que sufren los niños y niñas menores de cinco años están relacionadas con la salud y nutrición deficiente de sus madres, así como con la calidad de la atención durante el embarazo y los primeros días de vida del recién nacido.

Cerca de 8 millones de recién nacidos mueren antes o después del alumbramiento o en su primera semana de vida. Además, muchos niños y niñas sufren todos los años la trágica pérdida de sus madres. Estos niños y niñas tienen 10 veces más probabilidades de morir durante los dos primeros años después de la muerte de sus madres.

Leer más...