Acerca de nosotras ·

miércoles, 20 de agosto de 2014

En la feria de Málaga


Una joven de 20 años de edad fue violada en grupo.  Sucedía en la India en enero de este año. Un tribunal popular de su tribu la castigó así por enamorarse de un hombre de otra comunidad. Has leído bien:  “Los expertos” del lugar (que nunca faltan) deciden que hay que violarla para que aprenda que eso no se hace. Así.
Hace unos días, en ese mismo país, un fotógrafo famoso publica un reportaje de moda que recrea la violación múltiple que sufrió una joven en un bus. Tras la indignación general se excusa diciendo que quería sensibilizar a la gente.
Más cerca, en España,  una joven de 20 años de edad  ha sido violada en grupo cuando salía de trabajar. De trabajar, dicen los medios, sí, porque encima hay que dejar claro que “ella no se lo ha buscado”. “El castigo” en este caso vino de cinco chicos de su edad. Sucedía en la Feria de Málaga el pasado fin de semana.  El alcalde de la ciudad ha  señalado que "estos sucesos ocurren en nuestro país con más frecuencia de la que pensamos", y que “no vayamos a crear ahora la imagen de que Málaga es un espacio inseguro".  Pues ya  nos deja más tranquilas, Don Francisco.  
En España, cada año, más de mil mujeres denuncian haber sido violadas y, al parecer, el dato no representa  ni la mitad de las que lo han sido. Todo un síntoma que  Castelao, representante entonces del Gobierno, dijese aquello  de : “Las leyes,  como las mujeres, están para violarlas”.  Dejemos las palabras por un instante y pensemos en ella, en esta muchacha, veinte años, cómo se sintió, cómo se siente. Pues así, en nuestro país, cada cuatro horas. ¿Y por qué?  La respuesta es simple: Algunos hombres no respetan nuestro cuerpo. Sabemos que es más por poder que por placer. Tiene que ver  con el dominio y la humillación mucho más que con la sexualidad.  El cuerpo de las mujeres es de ellos  y tienen que dejarlo claro.
Por eso, “mi cuerpo es mío” es una frase feminista que resume que las mujeres estamos hartas de que los hombres decidan sobre nuestro cuerpo.  Hartas de que el machismo mate, viole, legisle.


Pilar de la Paz Moya
Leer más...

martes, 19 de agosto de 2014

Los derechos de las mujeres y las niñas



    Hasta el 50% de las agresiones sexuales se cometen contra niñas menores de 16 años.
    Globalmente, 603 millones de mujeres viven en países donde la violencia doméstica no se considera un delito.
    Hasta el 70% de las mujeres de todo el mundo aseguran haber sufrido una experiencia física o sexual violenta en algún momento de su vida.
    Más de 60 millones de niñas son novias y se casan antes de los 18 años…
Leer más...

lunes, 18 de agosto de 2014

Paraguay: BASTA de violencia contra las mujeres.



El proceso judicial seguido contra Lucía Sandoval por la muerte de su ex cónyuge, debe adherirse al principio de imparcialidad y velar porque todos los elementos probatorios se analicen con su debido peso, ha dicho Amnistía Internacional. Lucía Sandoval había denunciado ser víctima de violencia doméstica por parte de su pareja. Según informes, durante más de tres años habría sufrido malos tratos verbales y físicos.
Según el testimonio de Lucía, el 7 de febrero de 2011, cuando informó a su entonces cónyuge que unos días antes había presentado una denuncia por violencia intrafamiliar y que había obtenido una medida de protección que obligaba al hombre a dejar el hogar, él reaccionó violentamente. Conforme relata Lucía Sandoval, su ex cónyuge la habría amenazado con un arma de fuego, diciendo que él era el varón y nadie podría contra él. Al intentar escapar para pedir ayuda, habría empezado un forcejeo entre ambos produciéndose un disparo con el arma del hombre que terminó con la vida de su ex pareja.
Lucía Sandoval fue detenida y ha estado en prisión desde entonces. Durante este tiempo no ha visto a sus dos hijos, ambos menores de edad. Conforme indica la defensa, a Lucía Sandoval se le habría denegado el régimen de relacionamiento, cuestión que actualmente está siendo apelada. Los abogados explicaron a Amnistía Internacional que los menores viven con los abuelos paternos.
Asimismo, en base a los antecedentes de la causa a los que Amnistía Internacional ha tenido acceso, existe una preocupación sobre la posible afectación al debido proceso y a una investigación efectiva en relación con la valoración de las pruebas aportadas para sustentar la acusación de la fiscalía.
A su vez, la acusación de la fiscalía tampoco toma en consideración los antecedentes de años de violencia alegados por Lucía Sandoval. Aunque ella había denunciado los hechos de violencia y se habían dictado medidas de protección con fecha 28 de enero de 2011, estas medidas no se estaban implementando, dejando a Lucia en una situación de extrema vulnerabilidad. De acuerdo a su testimonio, fue ella quien notificó a su ex cónyuge de las medidas, aumentando así el peligro y desencadenándose los dramáticos eventos del 7 de febrero de 2011. Además, estos hechos se dieron cuando la mujer víctima de violencia doméstica intentó salir de una relación violenta, que es cuando hay más riesgo para ella y su familia.
La violencia contra la mujer y la falta de medidas efectivas de protección y sanción de la misma es un flagelo que afecta fuertemente a Paraguay. Si bien existe una ley contra la violencia doméstica (Ley 1.600 del año 2000), las organizaciones de la sociedad civil indican que aún no existe un sistema coordinado y coherente de obtención de datos de violencia de género y que esta ley no aborda de manera integral la problemática de la violencia. Por ello, han hecho reiteradamente un llamado a las autoridades para el establecimiento de una ley integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. Sin embargo, esa ley aún no ve la luz.
Conforme a información entregada por el Estado al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas en 2010, entre 2006 y 2010 se registraron casi 9.000 casos de violencia doméstica ante el organismo que otorga asistencia psicológica y jurídica, el Servicio de Atención de la Mujer. Por su parte, conforme a datos oficiales, entre 2010 y 2011 se presentaron casi 5.600 denuncias ante los Juzgados de Paz, encargados de llevar adelante los procesos por violencia doméstica.
En mayo de 2013, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas recomendó al Estado acelerar la aprobación de una ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia sexual y de género y para “asegurar que las denuncias de violencia sexual y de género sean efectivamente investigadas, que los autores sean enjuiciados y castigados con sanciones apropiadas, y que las víctimas reciban una reparación adecuada y tengan acceso a centros de atención o albergues especializados en todo el país.” Similar preocupación y recomendaciones había resaltado en 2011 a Paraguay por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer.
Amnistía Internacional considera que para garantizar el derecho de Lucía Sandoval a un juicio justo, el Estado paraguayo debe atender el caso con una perspectiva de género, teniendo en cuenta la violencia a la que ella fue objeto durante varios años así como cumplir con sus obligaciones de implementar medidas efectivas para erradicar y prevenir la violencia contra las mujeres en el país.




https://www.facebook.com/aiparaguay?directed_target_id=0
http://www.ultimahora.com/piden-justicia-lucia-sandoval-n820654.html
http://amnesty.org.py/paraguay-juicio-contra-mujer-que-denunciara-violencia-por-parte-de-su-ex-pareja-levanta-preocupacion/
Leer más...

domingo, 17 de agosto de 2014

Feminicidio. «La violencia es la imposición totalitaria de la desigualdad»


Mantiene Lagarde que «el feminicidio es el genocidio contra mujeres y sucede cuando las condiciones históricas generan prácticas sociales conformadas por el ambiente ideológico y social de machismo y misoginia, de violencia normalizada contra las mujeres, que permiten atentados contra la integridad, la salud, las libertades y la vida de las mujeres... todos coinciden en su infinita crueldad y son, de hecho, crímenes de odio contra las mujeres». Porque, como dice Ana Belén Puñal: «No hay crímenes pasionales. Nadie mata por amor. Lo que hay detrás es una situación de poder».

Así es, una agresión contra una mujer nunca es un hecho aislado. La violencia de género se ejerce en un marco estratégico en donde el agresor utiliza el maltrato, psicológico o en combinación con golpes y palizas, para anular y dominar a otro ser humano. El fin último es la posesión por sometimiento. Cuando se dan noticias de agresiones o asesinatos de mujeres, existe siempre una historia de violencia que los precede y en los que se enmarcan. Ante algunas voces que pretenden que también existe la violencia a la inversa, se puede mantener que eso es una falacia. No existe la violencia hacia el hombre como problema social. Lo que se dan son casos individuales de mujeres que agreden a hombres ­punibles, por supuesto­ pero, desde luego, nada que refleje un grave problema social de dimensiones cuantificables tan altas que retrata culturalmente nuestro déficit en algo que está en la raíz de toda la imposición totalitaria que involucra a la violencia, esto es, la igualdad.

Existen, al menos, dos tipos de feminicidas. Los hay que asesinan a las mujeres en vida, descuartizan su identidad, descomponen golpe a golpe su fisonomía y dejan marca indeleble en su memoria. Después las dejan vivir, pero ya han matado algo de ellas. El otro tipo es el que las asesina hasta la muerte. Como el otro, mantiene a la mujer matándola lentamente bajo tortura. La aíslan, la humillan, la someten; después las matan. El 85% de los asesinatos de mujeres por esposos, parejas o ex parejas tiene lugar en procesos de separación o divorcio. Las asesinan en un espacio de indefensión, en la cárcel de tortura que habían construido para ellas, probablemente, desde la relación de noviazgo. Esta es una de las razones de la falta de denuncias. Estas mujeres tienen tan baja la autoestima que no se sienten capaces de ir contra su agresor y, cuando lo hacen, demasiadas veces no encuentran la seguridad que la sociedad, a través de medidas políticas eficaces, les debe.

Está demostrado que la violencia de género está presente en todos los estratos socioeconómicos, en todos los tramos de edad y es independiente del nivel de estudios, de renta o del trabajo del agresor o de su víctima. También está demostrado, con independencia del diagnóstico que pueda establecerse para una persona en concreto, que los agresores no son enfermos psicópatas o drogadictos. Estudios con agresores incursos en procesos judiciales demuestran que el 95% de éstos no sufren psicopatología que condicione su responsabilidad criminal. El alcohol o la cocaína tampoco son causa de esta violencia, aunque a veces se utiliza por los agresores para facilitar el ejercicio de la misma.

Si conocemos que donde se encuentra la raíz de la violencia de los hombres y la dependencia de las mujeres es en la existencia de pautas culturales ligadas a la socialización y a la educación de género ­lo que, en definitiva, genera la situación de desigualdad social de las mujeres­, pongamos los medios para erradicarla. Desde las instituciones competentes, medidas integrales para conseguir la igualdad y recursos para las situaciones de necesidad. Desde la sociedad, es decir desde cada uno y una de nosotras, tolerancia cero con las conductas machistas, misóginas y sexistas, no admitiéndolas ni siquiera en bromas.

Sólo nos queda sumarnos al dolor infinito, de difícil consuelo, de las familias y personas allegadas de estas mujeres asesinadas, con la promesa de que seguiremos denunciando y proponiendo medidas para erradicar el feminicidio.
Josebe Egia
jegia@gara.net

Fuente: Gara/Rebelión
http://www.mujeresenred.net/spip.php?article405
Leer más...

sábado, 16 de agosto de 2014

La desigualdad entre sexos .

La desigualdad entre sexos tiene su lógica
La diferencia aporta beneficios económicos a corto plazo pero a la larga resulta dañina
La desigualdad entre los sexos es buena para la economía. Han leído bien. Aunque sabemos que, a largo plazo, la igualdad beneficiaría a las personas, las economías y las sociedades, la desigualdad entre los sexos es muchas veces una opción inmediata perfectamente racional.Los desequilibrios de género y sus consecuencias económicas son visibles en todas partes, desde el mundo desarrollado hasta los mercados emergentes. 
En Brasil van a la universidad más mujeres que hombres, pero ellas cobran la tercera parte que los hombres por el mismo trabajo. En los Emiratos Árabes Unidos hay el triple de mujeres que de hombres en la universidad, pero solo la mitad en la vida laboral. En toda Europa, las mujeres obtienen mejores resultados académicos que los hombres y tienen una presencia similar en el mercado de trabajo, pero ocupan menos del 15% de los puestos en las juntas directivas. En Pakistán, donde me crié, una niña no tiene más que un 29% de posibilidades de llegar a la escuela secundaria, frente al 38% de un niño.
Existen pruebas económicas irrefutables sobre la aportación económica que pueden hacer las mujeres, tanto en el ámbito familiar y comunitario como en las empresas, con los beneficios de la diversidad demostrados por estudios, además de los datos publicados por el Foro Económico Mundial sobre la relación entre género y competitividad. Según ciertos cálculos, la paridad de género en el empleo podría elevar el PIB de países como los EAU en un 12%, Japón en un 9% y Estados Unidos en un 5%. A pesar de todas las instituciones que constantemente señalan estas posibles ventajas, seguimos progresando con una lentitud desoladora. ¿Qué es lo que nos frena?
Millones de acciones diarias e individuales de hombres y mujeres responden a una lógica económica, pero perpetúan la desigualdad entre sexos.Nosotros mismos.
 Millones de acciones diarias e individuales de hombres y mujeres —a quién decide contratar un directivo, qué carrera elige una mujer, cómo se distribuye el dinero en una familia— que, todas juntas, perpetúan la desigualdad entre sexos. Y no siempre es cuestión de sexismo descarado. A menudo, esas decisiones pueden ser reacciones perfectamente racionales a las realidades inmediatas. Imaginemos a una madre trabajadora, casada y con dos hijos, en Suiza. Según las estadísticas, lo normal es que gane menos que su marido. Dado el régimen fiscal del país y el coste de las guarderías, es lógico que decida dejar de trabajar durante el periodo relativamente breve que dura la infancia de sus hijos, pese a que hubiera preferido seguir haciéndolo.O pensemos en una familia de rentas bajas en Pakistán, con dos hijos y tres hijas. Culturalmente, se espera que los hijos mantengan a sus padres y las hijas se casen y pasen a cuidar de sus nuevas familias. Por tanto, a corto plazo, es razonable que los padres que tienen poco dinero que gastar den prioridad a la educación de los varones. En Noruega, una “cuota paterna” asigna a los padres 12 semanas de permiso intransferible, lo cual repercute en el reparto de papeles Pasemos a un director de recursos humanos en México. Incluso los más sinceros a la hora de valorar a sus colegas femeninas piensan en que ellas tienen más probabilidades de pedir permisos parentales, sobre todo en un contexto en el que tradicionalmente los hombres mantenían a la familia y las mujeres eran amas de casa. Ante dos personas de aptitudes similares, un gerente no demasiado concienciado pensará que lo más racional y práctico a corto plazo es contratar a un hombre.
Lo paradójico es que esas decisiones tan prácticas son las que están produciendo consecuencias posteriores imprevistas y dañinas para quienes las toman. Es posible que a la madre suiza, después del paréntesis, le sea difícil encontrar un trabajo con un sueldo y una categoría satisfactorios. Los padres paquistaníes, cuando sean ancianos, quizá vivan mejor con cinco hijos bien formados y con buenos sueldos, además de dos nueras también competentes. El gerente mexicano puede descubrir que el hecho de tener empleados mayoritariamente varones provoca el rechazo entre la clientela de la empresa, formada sobre todo por mujeres.Si sumamos estas decisiones lógicas inmediatas que se toman en hogares, empresas y países, obtenemos varias pérdidas graves a largo plazo. ¿Qué solución hay? Muchas, y la responsabilidad de aplicarlas es de los Gobiernos y las empresas.Con los incentivos apropiados, podemos hacer que la igualdad entre sexos sea la nueva decisión racionalEn primer lugar, los Gobiernos deben regular de forma más estratégica, crear incentivos y educar a la gente y las instituciones para que tomen decisiones beneficiosas a largo plazo. En Turquía, por ejemplo, donde solo trabaja el 26% de las mujeres, el Gobierno recompensa a las empresas que dan trabajo a mujeres subvencionando sus aportaciones a la seguridad social. En Noruega, una “cuota paterna” asigna a los padres 12 semanas de permiso intransferible, lo cual repercute en el reparto de papeles, tanto en casa como en el trabajo. En Bangladesh e Indonesia, varios programas de incentivos monetarios pretenden animar a los padres a enviar a sus hijas a la escuela secundaria. Los Gobiernos de Malasia e India están aprobando cuotas para las mujeres en las juntas directivas.Son ejemplos útiles de innovación, pero un país no puede implantar solo una o dos de estas políticas y esperar grandes resultados. Debe aplicar todo un abanico de políticas, una estrategia múltiple que tenga en cuenta sus especiales circunstancias y las peculiaridades de cada capa de la sociedad.Las empresas también tienen una gran responsabilidad. La estrategia actual de muchas de ellas es crear programas insignia dirigidos a mujeres y niñas pero como algo externo, no esencial para su negocio. Pese a la utilidad de esos programas, para que las empresas se beneficien plenamente de la diversidad de género es preciso que sus directivos emprendan medidas integrales e introspectivas, reformas fundamentales en la manera de contratar y retener a empleados, preparar y promover a mujeres con gran potencial, sensibilizar a los directivos sobre distintos estilos de liderazgo, gestionar el equilibrio entre vida y trabajo para que no perjudique a las mujeres, fortalecer a las mujeres en las cadenas de suministro y dirigir iniciativas eficaces de responsabilidad corporativa para apoyar a mujeres y niñas.Para lograrlo, las empresas necesitan intercambiar experiencias y acelerar el cambio, en lugar de competir en la exhibición de programas estrella. Desde el Foro Económico Mundial estamos llevando a cabo en México, Turquía y Japón programas piloto innovadores y experimentales con docenas de empresas en plataformas de colaboración, y ya está empezando a verse el cambio.La “cultura” es una creación humana. Lo que nos parecen prejuicios irracionales y nocivos son ideas que en el pasado tenían lógica, una lógica que tal vez hoy ya no sea válida, pero que no puede ignorarse al elaborar soluciones. Con los incentivos apropiados, podemos hacer que la igualdad entre sexos sea la nueva decisión racional.
Saadia Zahidi*
*Saadia Zahidi dirige el Programa de Mujeres Líderes e Igualdad de Género en el Foro Económico Mundial y es fundadora y coautora del informe anual Global Gender Gap Report
Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.
http://elpais.com/elpais/2013/10/24/opinion/1382616649_327081.html
Leer más...

viernes, 15 de agosto de 2014

Ideas que pueden ayudar a las jovenes que se encuentren en una relación violenta


Hablar con alguien sobre el tema te puede ayudar.
Podemos pensar que estamos exagerando o que no nos van a creer, compartirlo te ayudará a aclararte.
Te sentirás aliviada cuando al contarlo, te sientas apoyada y menos sola.
Cuéntaselo a alguien en quien confíes (amiga, madre, profesor/a,...).
Puedes acudir a centros que atienden estos casos.
Encontrarás a profesionales que te escucharán, te comprenderán y te orientarán en lo que quieras hacer.
No necesitas haber tomado una decisión sobre lo que vas a hacer para acudir a estos centros, precisamente aquí te podrán ayudar a clarificarte.
El verdadero apoyo lo conseguirás cuando la persona a quien se lo cuentes no te juzgue ni te imponga lo que debes hacer.
La decisión debes tomarla tú, pero ten en cuenta toda la información que se te ofrece en la guía cuando vayas a tomarla

http://www.educacionenvalores.org/No-te-lies-con-los-chicos-malos.html
http://mariajesushernandezsanchez.com/

Leer más...

jueves, 14 de agosto de 2014

Ideas que pueden servir a las jovenes a sentirse mas fuertes


"Céntrate en las cosas de las que disfrutas, de esta manera te sentirás con más confianza en ti misma".
"Anota tus sentimientos y sensaciones positivas en un diario personal y cuando estés baja de ánimos vuélvelas a leer".
"Escucha música que te guste y te haga sentir más segura, sus letras pueden ayudarte a sentirte más fuerte".
"Presta atención y confía en tus sensaciones y sentimientos".
"Cree en ti misma y que mereces lo mejor".
"No pienses que él está mal y necesita tu ayuda, cuando una persona cercana tiene problemas lo podemos apoyar, pero no puedes resolver sus problemas".
"Sólo puedes apoyarle, después de que él haya recibido algún tipo de ayuda profesional".
"Debes estar orgullosa de las decisiones que tomes, sobre todo cuando las has tomado porque son lo mejor para ti".

http://www.educacionenvalores.org/No-te-lies-con-los-chicos-malos.html
http://mariajesushernandezsanchez.com/
Leer más...

miércoles, 13 de agosto de 2014

POR LA SALUD MATERNA Y LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS.


Disponer de servicios de salud, como la atención obstétrica de urgencia, es esencial. Pero el aumento de los servicios por sí solo no garantizará un embarazo y un parto más seguros.
Es fundamental asimismo que los gobiernos se ocupen de las cuestiones subyacentes.
Los gobiernos deben garantizar que las mujeres y las niñas tienen acceso a toda la información y educación necesarias, y de que pueden tomar decisiones autónomas sobre su vida sexual y reproductiva. Las mujeres y niñas deben tener la capacidad de salvaguardar su salud y su vida durante el embarazo y el parto, y de evitar embarazos no deseados o inoportunos. Las mujeres y las niñas deben tener la capacidad de presentar quejas y recibir indemnizaciones si no se les dispensa atención médica adecuada y el cuidado al que tienen derecho.
Los Estados tienen la obligación legal de respetar, proteger y hacer reales los derechos humanos de todas las personas, incluidas todas las mujeres y niñas.
La verdadera solución es el empoderamiento de las niñas y las mujeres para que decidan por sí mismas sobre las cuestiones que afectan a sus vidas.
Se trata de  garantizar que todas las mujeres y niñas de todo el mundo puedan tomar sus propias decisiones y hacer que los gobiernos oigan sus voces.

Es fundamental que las mujeres y niñas estén empoderadas y tengan capacidad para acceder a educación e información, para ser autónomas, para tomar decisiones sobre sus vidas, incluso sobre cuestiones sexuales y reproductivas, y para exigir responsabilidades a las instituciones cuando se violen sus derechos.
VIDAS DE MUJERES, DERECHOS DE MUJERES - CAMPAÑA POR LA SALUD MATERNA Y LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS.
http://www.amnesty.org/es/library/info/ACT35/001/2012/es

Leer más...

martes, 12 de agosto de 2014

Ninguna tenemos lo que merecemos



Pocas palabras y claras para situarnos en el mundo como mujeres.  Los retos son apasionantes !




Leer más...

domingo, 10 de agosto de 2014

Ecuador: Las mujeres objetos del Derecho de los hombres



La entrada  hoy en vigor del nuevo Codigo Organico Integral Penal deja a las mujeres ecuatorianas en una dificilisima situación.  
Es claro que el Gobierno no ha escuchado a sus  mujeres. Ecuador, donde una mujer aborta cada cuatro minutos  y donde la mayor razon de hospitalización de mujeres jovenes y de mediana edad son complicaciones en abortos provocados, ha puesto en la misma balanza unas celulas que necesitan para su desarrollo a una mujer con la mujer misma.

Este Codigo subordina los derechos de la mujer a los del feto no nacido. Establece como legal lo que no es legitimo y no atiende a lo que las mujeres con sus hechos piden, burlandose de sus reales pretensiones.
Solo queda a las mujeres  clamar  a  organismos internacionales, como la CEDAW, para que hagan valer sus derechos que estan aceptados por el gobierno ecuatoriano y que con esta ley entra en flagrante contradición.

Apuntamos las leyes que entran en vigor sobre el aborto : 

Artículo 147.- Aborto con muerte.- Cuando los medios empleados con el fin de hacer abortar a una mujer causen la muerte de esta, la persona que los haya aplicado o indicado con dicho fin, será sancionada con pena privativa de libertad de siete a diez años, si la mujer ha consentido en el aborto; y, con pena privativa de libertad de trece a dieciséis años, si ella no lo ha consentido.

Artículo 148.- Aborto no consentido.- La persona que haga abortar a una mujer que no ha consentido en ello, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años. Si los medios empleados no han tenido efecto, se sancionará como tentativa.

Artículo 149.- Aborto consentido.- La persona que haga abortar a una mujer que ha consentido en ello, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años. 
La mujer que cause su aborto o permita que otro se lo cause, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

Artículo 150.- Aborto no punible.- El aborto practicado por un médico u otro profesional de la salud capacitado, que cuente con el consentimiento de la mujer o de su cónyuge, pareja, familiares íntimos o su representante legal, cuando ella no se encuentre en posibilidad de prestarlo, no será punible en los siguientes casos: 
1. Si se ha practicado para evitar un peligro para la vida o salud de la mujer embarazada y si este peligro no 
puede ser evitado por otros medios. 
2. Si el embarazo es consecuencia de una violación en una mujer que padezca de discapacidad mental. 



http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/delito-el-mayor-castigo-es-de-30-anos-597266.html

Leer más...

sábado, 9 de agosto de 2014

Día Internacional de los Pueblos Indígenas


Con el objetivo de fortalecer la cooperación internacional para la solución de los problemas a que se enfrentan los pueblos indígenas en esferas como los derechos humanos, el medio ambiente, el desarrollo, la educación y la salud, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el Programa de Acción para el Segundo Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo y decidió continuar celebrando el 9 de agosto como el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Objetivos del Segundo Decenio 
El plan de acción para el Segundo Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del  Mundo adoptará cinco objetivos clave que abarcan las diversas esferas de la meta para el Decenio establecida por la Asamblea General, a saber, el fortalecimiento de la cooperación internacional para la solución de los problemas a que se enfrentan los pueblos indígenas en las esferas de la cultura, la educación, la salud, los derechos humanos, el medio ambiente y el desarrollo social y económico. Esos cinco objetivos también abarcan los medios señalados por la Asamblea General para el logro de esa meta, es decir, los programas orientados a la acción y proyectos específicos, una mayor asistencia técnica y las actividades normativas pertinentes. 
Los cinco objetivos sugeridos para el Decenio son los siguientes: 
 i) El fomento de la no discriminación y de la inclusión de los pueblos indígenas en la elaboración, aplicación y evaluación de los procesos internacionales, regionales y nacionales relativos a la legislación, las políticas, 
los recursos, los programas y los proyectos; 
 ii) El fomento de la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas en las decisiones que afectan directa o indirectamente a sus estilos de vida, tierras tradicionales y territorios, a su integridad cultural como pueblos indígenas que poseen derechos colectivos o a cualquier otro aspecto de sus vidas, teniendo en cuenta el principio del consentimiento libre, previo e informado; 
 iii) La redefinición de las políticas de desarrollo para que incluyan una visión de equidad y seanculturalmente adecuadas, con inclusión del respeto de la diversidad cultural y lingüística de los pueblos indígenas; 
 iv) La adopción de políticas, programas, proyectos y presupuestos que tengan objetivos específicos para el desarrollo de los pueblos indígenas, con inclusión de parámetros concretos, e insistiendo en particular en las mujeres, los niños y los jóvenes indígenas; 
 v) La creación de mecanismos de supervisión estrictos y la mejora de la  rendición de cuentas a nivel internacional y regional y particularmente a nivel nacional, en lo tocante a la aplicación de los marcos jurídicos, normativos y operacionales para la protección de los pueblos indígenas y el mejoramiento de 
sus vidas. 

http://www.reporte.com.mx/la-raiz-de-la-voz-dia-internacional-de-los-pueblos-indigenas
http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/60/270
http://www.un.org/es/events/indigenousday/second.shtml
Leer más...

Día Internacional de la Solidaridad con la lucha de la Mujer en Sudáfrica y Namibia


En Sudáfrica, el 9 de agosto se celebra el Día Nacional de la Mujer.  Fue instituido en el 1994, seguido a la victoria de las elecciones por parte de Nelson Mandela y del Congreso Nacional Africano, que puso fin al régimen del apartheid para conmemorar una marcha de protesta de mujeres celebrada en 1956, contra la obligación de llevar pases previsto para los ciudadanos negros del país durante la época del apartheid. Tomando esto en cuenta y solidarizandose con las mujeres de sudafricanas y nambias, el 9 de agosto de cada año la Asamblea General de las Naciones Unidas decide conmemorar el Día Internacional de la Solidaridad con la lucha de la Mujer en Sudáfrica y Namibia


En el 1950, el gobierno sudafricano instituyó el Urban Areas Act, conocida también informalmente como la "ley de pases". La ley preveía que los negros debían exhibir un pase especial para entrar en las áreas urbanas reservadas a los blancos. Esta restricción resguardaba inicialmente solo a los hombres, que se vieron obligados a menudo a moverse para encontrar trabajo. En los años sucesivos, cerca de 300.000 hombres al año fueron arrestados por encontrarse sin un permiso en las zonas prohibidas para ellos.

En el 1956, el Primer Ministro Johannes Gerhardus Strijdom, propuso de extender la obligación del pase a las mujeres. La nueva versión de la Ley de pases preveía que las mujeres que querían entrar en un área urbana blanca exhibieran una documentación sobre el tipo de servicio por el cual eran requeridas, y tendrían un examen médico obligatorio.


El 9 de agosto de 1956, 20.000 mujeres sudafricanas fueron a la plaza dirigiéndose a la Union Buildings, sede del gobierno sudafricano en Pretoria. La manifestación fue organizada por la Federación de Mujeres Sudafricanas (una organización política cercana al "Congreso Nacional Africano") y fue guiada por Lilian Ngoyi, Helen Joseph, Rahima Moosa, Albertina Sisulu y Sophia Williams-De Bruyn. El primer ministro Strijdom se negó a reunirse con ellas. Las manifestantes consignaron comunicar a las oficinas gubernamentales, una petición en la cual se decía que la ley sobre los pases había causado "indecibles sufrimientos a todas las familias africanas" y que su extensión a las mujeres (con los consiguientes, probables arrestos) harían de hecho que muchísimos niños se quedaran solos y sin protección. La petición concluía con estas palabras:

"(Las mujeres africanas) no se detendrán hasta que todas las leyes sobre los pases y todas las formas de permiso que limitan nuestra libertad sean abolidas. No nos detendremos hasta que hayamos conquistado los derechos fundamentales de libertad, justicia y seguridad para nuestros hijos."
La petición fue acompañada de 100.000 firmas. Entregado el documento, las manifestantes observaron 30 minutos de silencio, para después concluir la demostración cantando. En particular, se hizo célebre un famoso himno en el idioma xhosa compuesto para la ocasión: "Wathint` abafazi, Strijdom! Wathint` imbokodo uzo kufa!"( "Ahora han tocado a las mujeres, Strijdom! Usted golpeó una piedra! Usted será aplastado!")
Desde entonces, la frase wathint' abafazi, wathint' imbokodo ("ustedes tocaron las mujeres, ustedes tocaron una piedra") se mantuvo en uso en sudáfrica para referirse a la fuerza, a la determinación y al coraje de las mujeres.

http://consciousness.co.za/learn/consciousness-times-in-history/lillian-ngoyi/
http://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_Internacional_de_la_Solidaridad_con_la_lucha_de_la_Mujer_en_Sud%C3%A1frica_y_Namibia
http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/RES/36/172
http://www.vercalendario.info/es/evento/dias_especiales-naciones_unidas_onu-9-agosto-2014.html
Leer más...

viernes, 8 de agosto de 2014

Femicidio/ Feminicidio. Regulación en América Latina y el Caribe


Elementos del tipo penal. Chile. Código Penal
Artículo 390. El que, conociendo las relaciones que los ligan, mate a su padre, madre o hijo, sean legítimos o ilegítimos, a cualquier otro de sus ascendientes o descendientes legítimos o a quien es o ha sido su cónyuge o conviviente, será castigado, como parricida, con la pena de presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado. Si la víctima del delito descrito en el inciso precedente es o ha sido la cónyuge o la conviviente de su autor, el delito tendrá el nombre de femicidio.”


Elementos del tipo penal. Costa Rica. Ley de Penalización de la Violencia Contra las Mujeres
Artículo 21. Femicidio. Se le impondrá pena de prisión de veinte a treinta y cinco años a quien dé muerte a una mujer con la que mantenga una relación de matrimonio, o unión de hecho declarada o no.

Elementos del tipo penal. El Salvador. Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres
Artículo 45. Feminicidio. Quien le causare la muerte a una mujer mediando motivos de odio o menosprecio por su condición de mujer, será sancionado con pena de prisión de veinte a treinta y cinco años.
Se considera que existe odio o menosprecio a la condición de mujer cuando ocurra cualquiera de las siguientes circunstancias:
a) Que a la muerte le haya precedido algún incidente de violencia cometido por el autor contra la mujer, independientemente que el hecho haya sido denunciado o no por la víctima.
b) Que el autor se hubiere aprovechado de cualquier condición de riesgo o vulnerabilidad física o psíquica en que se encontraba la mujer víctima.
c) Que el autor se hubiere aprovechado de la superioridad que le generaban las relaciones desiguales de poder basadas en el género.
d) Que previo a la muerte de la mujer el autor hubiere cometido contra ella cualquier conducta calificada como delito contra la libertad sexual.
e) Muerte precedida por causa de mutilación

Interesante es destacar que el artículo 46 de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las  Mujeres de El Salvador establece las circunstancias que agravan el delito de feminicidio:
El Salvador
Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres
Artículo 46. Feminicidio Agravado. El delito de feminicidio será sancionado con pena de treinta a cincuenta años de prisión, en los siguientes casos:
a) Si fuere realizado por funcionario o empleado público o municipal, autoridad pública o agente de autoridad.
b) Si fuere realizado por dos o más personas.
c) Si fuere cometido frente a cualquier familiar de la víctima.
d) Cuando la víctima sea menor de dieciocho años de edad, adulta mayor o sufriere discapacidad física o mental.
e) Si el autor se prevaleciere de la superioridad originada por relaciones de confianza, amistad, doméstica, educativa o de trabajo

Elementos del tipo penal. Guatemala. Ley contra el femicidio y otras formas de violencia contra la Mujer
Artículo 45. Artículo 6. Femicidio. Comete el delito de femicidio quien, en el marco de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, diere muerte a una
mujer, por su condición de mujer, valiéndose de cualquiera de las siguientes circunstancias:
a. Haber pretendido infructuosamente establecer o restablecer una relación de pareja o de intimidad con la víctima.
b. Mantener en la época en que se perpetre el hecho, o haber mantenido con la víctima relaciones familiares, conyugales, de convivencia, de intimidad o noviazgo, amistad, compañerismo o relación laboral.
c. Como resultado de la reiterada manifestación de violencia en contra de la víctima.
d. Como resultado de ritos grupales usando o no armas de cualquier tipo.
e. En menosprecio del cuerpo de la víctima para satisfacción de instintos sexuales, o cometiendo actos de mutilación genital o cualquier otro tipo de mutilación.
f. Por misoginia.
g. Cuando el hecho se cometa en presencia de las hijas o hijos de la víctima.
h. Concurriendo cualquiera de las circunstancias de calificación contempladas en el artículo 132 del Código Penal.35
La persona responsable de este delito será sancionada con pena de prisión de veinticinco a cincuenta años, y no podrá concedérsele la reducción de la pena por ningún motivo. Las personas procesadas por la comisión de este delito no podrán gozar de ninguna medida sustitutiva.

Elementos del tipo. México. Código Penal Federal
Capítulo V. Feminicidio. Artículo 325. Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género. Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:
I. La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo;
II. A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia;
III. Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima;
IV. Haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza;
V. Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima;
VI. La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida;
VII. El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.
A quien cometa el delito de feminicidio se le impondrán de cuarenta a sesenta años de prisión y de quinientos a mil días multa.
Además de las sanciones descritas en el presente artículo, el sujeto activo perderá todos los derechos con relación a la víctima, incluidos los de carácter sucesorio.
En caso de que no se acredite el feminicidio, se aplicarán las reglas del homicidio.
Al servidor público que retarde o entorpezca maliciosamente o por negligencia la procuración o administración de justicia se le impondrá pena de prisión de tres a ocho años y de quinientos a mil quinientos días multa, además será destituido e inhabilitado de tres a diez años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos.
Importante es indicar que en el último párrafo del artículo 325 del Código Penal Federal se establece un tipo penal distinto.
Capítulo V. Feminicidio. Artículo 325
Al servidor público que retarde o entorpezca maliciosamente o por negligencia la procuración o administración de justicia se le impondrá pena de prisión de tres a ocho años y de quinientos a mil quinientos días multa, además será destituido e inhabilitado de tres a diez años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos.

Elementos del tipo. Nicaragua. Ley Integral contra la violencia hacia las Mujeres
Artículo 9. Femicidio. Comete el delito de femicidio el hombre que, en el marco de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, diere muerte a una mujer ya sea en el ámbito público o privado, en cualquiera de las siguientes circunstancias:
a) Haber pretendido infructuosamente establecer una relación de pareja o de intimidad con la víctima.
b) Mantener en la época en que se perpetre el hecho, o haber mantenido con la víctima, relacionesfamiliares, conyugales, de convivencia, de intimidad o noviazgo, amistad, compañerismo, relación laboral, educativa o tutela;
c) Como resultado de la reiterada manifestación de violencia en contra de la víctima;
d) Como resultado de ritos grupales, de pandillas, usando o no armas de cualquier tipo;
e) Por el menosprecio del cuerpo de la víctima para satisfacción de instintos sexuales, o la comisión de actos de mutilación genital o cualquier otro tipo de mutilación;
f) Por misoginia;
g) Cuando el hecho se cometa en presencia de las hijas o hijos de la víctima;
h) Cuando concurra cualquiera de las circunstancias de calificación contempladas en el delito de asesinato en el Código Penal.
Cuando el hecho se diera en el ámbito público la pena será de quince a veinte años de prisión. Si ocurre en el ámbito privado la pena será de veinte a veinticinco años de prisión. En ambos casos si concurriera dos o más de las circunstancias mencionadas en los incisos anteriores se aplicará la pena máxima.
Las penas establecidas en el numeral anterior serán aumentadas en un tercio cuando concurra cualquiera de las circunstancias del asesinato, hasta un máximo de treinta años de prisión.

Elementos del tipo. Perú. Código Penal
Artículo 107. Parricidio / Feminicidio. El que, a sabiendas, mata a su ascendiente, descendiente, natural o adoptivo, o a quien es o ha sido su cónyuge, su conviviente, o con quien esté sosteniendo o haya sostenido una relación análoga será reprimido con pena privativa de libertad no menor de quince años.
La pena privativa de libertad será no menor de veinticinco años, cuando concurran cualquiera de las circunstancias agravantes previstas en los numerales 1, 2, 3 y 4 del artículo 108.
Si la víctima del delito descrito es o ha sido la cónyuge o la conviviente del autor, o estuvo ligada a él por una relación análoga el delito tendrá el nombre de feminicidio.
http://www.un.org/es/women/endviolence/pdf/reg_del_femicicidio.pdf
Leer más...

jueves, 7 de agosto de 2014

En memoria de Juana y Domitila !

Domitila Barrios 
 Escrito muy valioso que nos mueve a la reflexión de Yuderkys Espinosa Miñoso con motivo del asesinato de Juana Quispe y  la muerte de Domitila Barrios Cuenca :
Qué tristeza me invade el conocimiento de la noticia del asesinato de la hermana Juana!

A Juana Quispe tuve la oportunidad de conocerla y entrevistarla en Bolivia el año pasado. Una mujer de temple, decidida, de esas a la que tener una voz le costo una vida. Comprometida con sus hermanas y con su pueblo no paró de enfrentar el patriarcado en su versión "original", ni al feminismo en su versión de clase y neocolonialismo. Ella tenía otra fórmula de cómo hacer el cambio de la condición de las mujeres de su clase. Todavía sigo intentando conciliar mis experiencias y mi visión previa del mundo con lo que ella y otras de su mismo origen intentaron enseñarme (yo una hija afro-mestiza de un barrio pobre de Santo Domingo, blanqueada por la educación y la ilusión de llegar a ser alguien a través de ella).

Esta muerte se suma a la de Domitila Barrios ocurrida esta misma semana, esa mujer boliviana, militante, ama de casa, madre, condenada a ser la "esposa de un minero" (como ella misma se nombraba), y que supo decirle a las feministas de mediados de los años 70 la diferencia de clase que separaba a las mujeres. Ante el silencio casi total de nuestro feminismo norcentrado quiero recordarla y hacerla parte de nuestra construcción de genealogía.

Domitila fue, por suerte del destino, la escogida para "representar" a Bolivia en el Foro de "la sociedad civil" ante la Conferencia Internacional de la Mujer del 75, realizada en México. Estando allí, supo enfrentar a la misma Betty Friedman y a las delegaciones feministas de países latinoamericanos presentes que le negaban la palabra propia. Incitada a que abandonara su discurso colectivo y de clase y que hablara de su condición como mujer supo decir ante la tribuna que no había mucha diferencia entre las dos cosas:
"Muy bien hablemos de nosotras dos. Si me permiten, voy a empezar. Señora, hace una semana que yo la conozco a usted. Cada mañana usted llega con un traje diferente y yo no. Cada día usted llega peinada y maquillada como quien tiene tiempo de pasar por una peluquería bien elegante y puede gastar buena plata en eso; y, sin embargo, yo no. Yo veo que cada tarde usted tiene un chofer esperándola a la salida; y sin embargo, yo no... estoy segura que usted vive en una vivienda bien elegante, en una barrio también elegante ¿no? [...] ahora, señora, dígame: ¿tiene usted algo semejante a mi situación? ¿Tengo yo algo semejante a la situación de usted? Si usted y yo no nos parecemos, si usted y yo somos tan diferentes, nosotras no podemos, en este momento ser iguales, aun como mujeres ¿no le parece?".

Podemos no estar de acuerdo en todo con algunas de sus posturas, como muchas no estamos de acuerdo con las posturas de algunas renombradas feministas locales o del norte... la diferencia, la gran diferencia es que su nombre, sus palabras y su vida apenas nos resuena, a la gran mayoría del feminismo latinoamericano le es indiferente, mostrando el poco valor de su obra y de su lucha para nuestro feminismo blanco, burgués, euronorcéntrico.

Ay este feminismo que universaliza la experiencia de "las mujeres" (sic) y tan lejos ha estado y está de encarnar aquello que promete...

La vida de Domitila, como la de Juana apenas valen una tesis de maestría o doctoral de alguna antropóloga feminista bien intencionada; mientras los libros, los números especiales de revistas, las fotocopias y pdf de artículos, investigaciones de tesis, presentaciones, sobre De Beauvoir, Butler, De Lauretis, Preciado, Wittig, Amorós, Lamas, Lagarde, Vargas, Braidotti... se acumulan en los anaqueles de nuestras bibliotecas y de nuestras computadoras portátiles. Mientras éstas últimas son nuestra cita obligada, o la lectura necesaria "para hacerse feminista" o para aprobar una materia de estudios de género, la experiencia y el pensamiento de mujeres como Domitila o Juana, siguen siendo la falta, como mucho el margen o la anécdota, como mucho el testimonio, que aparece de vez en cuando, muy de vez en cuando, para tranquilizarnos la conciencia y justificarnos en nuestra pretensión... para muchas de "nosotras", ellas representan apenas la
señora que nos limpia la casa o cuida nuestros hijos e hijas (mientras vamos al mitin del 8 de marzo) y que parece que nada tiene para decirnos o enseñarnos.

Sin la intención ya de apelar a esa idea remanida de la "sororidad" entre mujeres - una sororidad que siempre construida entre algunas puesto que siempre fue parte desde el mismo afan universalizador de la experiencia de "las mujeres" obviando las imposibilidades fácticas y materiales de construcción de una unidad basada en el género, no puedo sin embargo dejar pasar estas muertes-asesinatos; material, en un caso; simbólico, en el otro.

En su honor, en su memoria, por siempre!
Yuderkys Espinosa Miñoso

http://www.luzdelevante.com/?p=11514
Leer más...

miércoles, 6 de agosto de 2014

SEXISMO


Teoría y práctica basada en la inferioridad del sexo femenino que viene legitimado por las diferencias biológicas entre hombres y mujeres. El sexismo es una construcción multidimensional. Sus aspectos pueden mostrarse tanto de manera hostil como benévola, patente o encubierta. Es un conjunto de métodos empleados para mantener uno de los sexos dominados, en una situación de inferioridad, subordinación y explotación. El sexismo patriarcal se basa en el Androcentrismo. Establece un sistema de legitimación para monopolizar el poder de dominio y de violencia en manos de los hombres.
El término sexismo fue difundido en los años sesenta por los movimientos feministas en Estados Unidos con la intención de crear un análogo al término racismo para poder determinar la opresión del sexo femenino.
Se diferencia entre Sexismo y Patriarcado, siendo el primero el conjunto de prácticas, simbolismos, lenguaje, estereotipos, relaciones de poder entre los sexos y el segundo el sistema establecido e institucionalizado para garantizar el dominio de lo masculino frente a lo femenino.
La construcción de un orden simbólico sexista en el que las mujeres son consideradas inferiores a los hombres implica una serie de comportamientos y actitudes estereotipados que conducen a la subordinación de un sexo con respecto al otro.
Algunas autoras establecen diferencias entre machismo y sexismo, ya que mientras el machismo es una actitud inconsciente -en el sentido de que cuando a una persona con comportamientos machistas se le explica su actitud puede optar por abandonarlos- el sexismo representa una actitud consciente que propicia la dominación y subordinación del sexo femenino con respecto al masculino.
Las formas más relevantes de sexismo son el machismo, la misoginia y la homofobia. Y una característica común a todas ellas es que son expresiones de dominio masculino patriarcal.


Leer más: http://www.monografias.com/trabajos26/diccionario-generos/diccionario-generos3.shtml#ixzz38tWpcnxx
Leer más...

martes, 5 de agosto de 2014

Promoviendo la criminal y mentirosa idea de que los niñxs pueden fabular el haber sufrido abuso sexual

El cine elucubra sobre la vida y a veces en medio introduce perversas bases imposibles que pueden ser dañinas para la sociedad, justificando a los poderosos en acciones malvadas
.Traemos este escrito que analiza una de estas situaciones sobre un film :

La Cacería.

En una época donde la retórica de la defensa de los derechos del niño preside los discursos de las políticas públicas de los Estados, y de las iniciativas de diversos actores de la sociedad civil, tanto en Occidente como a nivel nacional, nos encontramos con un película, “La Cacería”, que promoviendo la criminal y mentirosa idea de que los niñxs pueden fabular el hecho de haber sufrido el delito de abuso sexual o de que pueden ser "influenciados" por adultos inescrupulosos,  obtiene un “sorprendente” éxito, de críticas y comentarios, en múltiples círculos intelectuales y de activistas de derechos humanos.
Como colectivo de sobrevivientes adultos de abuso sexual infantil, y de adultxs protectorxs de víctimas, sentimos un profundo dolor al corroborar, una vez más, y a propósito del éxito de este film, el amplio margen de condescendencia social y cultural que todavía posee esta descomunal injusticia en nuestras sociedades.
Esta condescendencia social con respecto al abuso sexual infantil se corresponde con una extendida y generalizada impunidad judicial de este delito, donde en el ámbito del Poder Judicial todavía predominan múltiples practicas revictimizantes de lxs niñxs que han sufrido abuso sexual, junto con dantescas persecuciones hacia las mamás ,y otrxs adultxs, que deciden proteger a sus hijxs victimizadxs (en una mayoría de lxs casos,  por figuras como los propios padres biológicos, con quienes a menudo lxs magistrdxs suelen ordenar inadmisibles “revinculaciones”).
Sabemos que un film, como cualquier otro artefacto cultural, es una expresión artística de su creador, pero también que el arte y sus productos están atravesados por ideologías y el contexto social, político y cultural en que son producidos. Ante una problemática social que involucra 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 niños, nos parece que los adultos, y particularmente  los círculos militantes, deberíamos reunirnos, no para elogiar una película que se construye a partir del justificativo de las prácticas más patriarcales y violentas, sino para evaluar, con urgencia, cómo podemos hacer para que lxs niñxs que hoy se encuentran creciendo bajo nuestra responsabilidad sean verdaderos sujetos de derechos.
Sobrevivientes Protectores.(Argentina )

Leer más...

lunes, 4 de agosto de 2014

EL E$TADO CONTRA LAS MUJERES


Daniela López Folle, embarazada y despedida de INE

No podía seguir trabajando allí, se lo dijeron la jefa del proyecto junto con el Director del Departamento. La razón: “estaba embarazada”. Ella les pidió quedarse al menos hasta el pre natal, pero se lo negaron.

Le ofrecían pagarle un mes de sueldo para que se fuera cuanto antes. Querían reemplazarla rápido por las premuras del proyecto. Daniela no aceptó firmar la renuncia, entonces ellos no le pagaron ni el finiquito ni las licencias médicas que había tenido por un embarazo de riesgo.

Daniela López Follé puede ser solamente una mujer más, castigada por el patrón por el delito de embarazarse. Pero el suyo no era cualquier patrón si no el Estado de Chile. El mismo que prohíbe abortar a las mujeres en todos los casos.
El patrón de esta trabajadora era el Instituto Nacional de Estadísticas, INE, dependiente del Ministerio de Economía. El Ministro de Economía al momento del despido de Daniela era Pablo Longueira, el director de INE en ese momento: Francisco Labbé -cuestionado por el manipulado CENSO 2012 –, y el presidente de la República -¡cómo no!- Sebastián Piñera, el mismo que aplaudió que una niña violada de sólo 11 años de edad, estuviera obligada a parir(1).

El Embarazo como contagio 
Las convicciones de “defensa de la vida” de la Derecha chilena tienen como límite “su” dinero… Hasta ahí le llegan “sus valores”, hasta el momento en que les tocan las chequeras. Una mujer embarazada significa al menos el desembolso del pre y el post natal –porque para qué vamos hablar de lujos como Sala Cuna institucional por ejemplo-. Son seis semanas antes y doce semanas después del parto según lo establecido en el artículo 195 del Código del Trabajo: cuatro sueldos y medio. Luego si la guagua requiere más cuidados podrían haber licencias de la madre hasta que la guagua cumpla un año, y hasta sus dos años, una hora diaria fraccionada en dos, en que la madre debe correr, amamantar apurada y volver a trabajar –como si el desplazamiento por la ciudad de Santiago fuese fácil-.
Eso es mucho pedir para la patronal. Parir es una obligación femenina que no trae consigo –en la práctica explotadora- ninguna garantía de que las necesidades vitales de esas dos personas, guagua y madre, estarán cubiertas; sólo significa reproducción de fuerza trabajadora a largo plazo y consumo instantáneo para los grandes capitales, porque una guagua significa gastos que las madres –y los padres, si los hay- generalmente solucionan con calillas.

Daniela había comenzado a trabajar como analista económica del INE en el proyecto “I+D: Innovación y Desarrollo”, en el mes de Enero. Su contrato de trabajo era “a honorarios” y “por proyecto”. En febrero sintió dolores abdominales y fue al Hospital luego de que un médico le diagnosticara apendicitis, pero era una pérdida fetal. La hospitalizaron por 4 días y le dieron reposo absoluto por dos semanas. Luego volvió al trabajo ya recuperada. En la licencia se indicaba sobre su embarazo por lo cual su patrón se enteró de su condición.
Al volver al INE no le entregaron tareas: “Note que algo había cambiado, ya que todos mis compañeros tenían cargas de trabajo asignadas, menos yo. Debía ir a tomar información a empresas, pero mi supervisora dijo que iría otra persona, que yo ‘esperara a saber qué iba a hacer’… Me lo dijo como si yo tuviera una enfermedad contagiosa”, cuenta Daniela.

Trabajo precario en tierra de nadie
Vino el despido. Daniela, en ese entonces madre de una hija y con otra en camino, trabajadora de 30 años –historiadora-, se fue a vivir de allegada con su madre porque cesante no pudo seguir sosteniendo su sobrevivencia autónoma.
No logró su reintegro ya que su trabajo era precario, igual como el trabajo de una gran cantidad de profesionales, técnicos y otros trabajadores y trabajadoras en las instituciones del Estado de Chile.

El INE es una institución pública, por ello no es regulada por la Inspección de Trabajo, sino por la Contraloría General de la República. Daniela relata: “En la Contraloría me dijeron que nada se podía hacer ya que mi contrato no señalaba si había o no fuero, y decía que me pueden despedir sin expresión de causa”.

Trabajadoras y trabajadores del sector público, contrataciones a honorarios o incluso quienes tienen contratos, no acceden a los ya escuálidos derechos laborales existentes en una Legislación que data de una Dictadura de hace casi 41 años, y que ningún Gobierno de la Concertación de Partidos por la Democracia, ha derogado.

Según un documento de 2010 de la Escuela Sindical de la U. de Chile, las y los trabajadores del Estado “quedarían excluidos del procedimiento de tutela”…(2) . No lo comprendemos y por ello acudimos a la Oficina de DD.HH. de la Corporación de Asistencia Judicial de la RM, que es la que ha llevado el caso.
Me explican que es un término que en forma general significa garantizar y resguardar los derechos fundamentales de los trabajadores y que con la reforma procesal laboral se implementó este procedimiento especial de acción de tutela. Es una acción regulada en el artículo 485 del Código del Trabajo, pero así y todo, pareciera que  cuesta enormemente que se renueven los criterios de los jueces. No aplican la ley con una mirada de derechos humanos. En este caso la jueza en el primer fallo no aplicó la ley Zamudio.

…¿O sea, las trabajadoras –y trabajadores- del Estado están en tierra de nadie… o en territorio de la Clase Política de turno en el Gobierno, y en manos de las ideas fijas de los ministros de la Corte de Apelaciones y la Corte Suprema que no analizan los casos a la luz de la contingencia social y cultural?...

¿Protección a la Maternidad?
La Organización Internacional del Trabajo, OIT, dicta ciertos “derechos laborales” para las trabajadoras. El Convenio Nº 183 revisa y actualiza el Convenio 103 para la protección de la maternidad, su Artículo 8.1 dice “Se prohíbe al empleador que despida a una mujer que esté embarazada, o durante la licencia mencionada en los artículos 4 ó 5, o después de haberse reintegrado al trabajo durante un periodo que ha de determinarse en la legislación nacional, excepto por motivos que no estén relacionados con el embarazo, el nacimiento del hijo y sus consecuencias o la lactancia. La carga de la prueba de que los motivos del despido no están relacionados con el embarazo o el nacimiento del hijo y sus consecuencias a la lactancia incumbirá al empleador”.
El Artículo 8.2 garantiza a la trabajadora el derecho a retornar al mismo puesto de trabajo o a uno equivalente con la misma remuneración, al término de la licencia de maternidad.
Y más fantasías: El Artículo 9.2 incluye la prohibición de que se exija a una trabajadora que solicita empleo que se someta a un examen para comprobar si está o no embarazada o bien que presente un certificado de dicho examen. –Ya sabemos que muchas trabajadoras deben “probar” no estar embarazadas para acceder a diversas plazas de trabajo-. El punto es que el Estado de Chile ratificó en 1952 el Convenio 103 sobre la protección de la maternidad, también lo hizo el 14 de octubre de 1994 nuevamente, pero NO ha ratificado la revisión del año 2000 del Convenio número 183(3). Y no parece una simple casualidad, sino un cálculo político muy conveniente en favor de los patrones. Así, en términos simples, todo lo que se ha agregado al convenio y modificado  no es vigente ni obligatorio para Chile, hasta que no se ratifique.

El INE de la “Nueva Mayoría”…
Daniela en 2013 solicitó el apoyo de la Oficina de DDHH de la Corporación de Asistencia Judicial de la Región Metropolitana e inició una demanda por discriminación ateniéndose a la Ley Zamudio. En primera instancia la jueza la rechazó, sin embargo el 7 de junio de 2014 la Corte de Apelaciones dictó la siguiente sentencia que dice al final: …”…se REVOCA la sentencia de seis de mayo de dos mil catorce, escrita a fs. 207 que rechazó la demanda planteada en autos, y se declara que esta se acoge la demanda deducida a fs. 1 por Daniela Gigliola López Folle en contra del Instituto Nacional de Estadísticas, debiendo esta institución reintegrarla en el puesto que detentaba antes de su despido, y pagarle los honorarios devengados durante su separación, con costas ”(4).

“Con costas” significa que todos los gastos personales, jurídicos y otros, deben ser pagados por INE y las costas son todos gastos que surgen a consecuencia de la causa. Esto es muy importante porque en el fallo de primera instancia no se reconoció nada, en cambio en el fallo de segunda instancia se condenó a INE, o sea, los ministros de la Corte de Apelaciones, fallaron sobre el tema de fondo. Por otra parte Daniela actuó por medio de la Corporación de Asistencia Judicial gozando del “beneficio de pobreza” por lo cual, no tuvo costo alguno.

El Gobierno cambió. La oficialmente “Nueva Mayoría” –ex Concertación de Partidos Por la Democracia- dirige ahora el Estado con un recargado discurso de Equidad, Igualdad de Oportunidades -y otras curiosidades- “para las mujeres”, pero “alguien de INE se comunicó telefónicamente con Daniela López Follé y le dijo “que INE seguirá hasta la última instancia, es decir pedirá un recurso de casación ante la Corte Suprema”.

Interesante gestión la actual, tan materna y suave, pero ¿INE apelará para no reintegrar a una trabajadora discriminada?...

Daniela vivió acoso laboral, fue apartada de sus funciones sin razón, fue presionada a firmar un finiquito, no le pagaron sus licencias, cambió su situación social de un día para otro por la pérdida de su trabajo… ¿y no habrá reparación?

victoria aldunate morales
Notas
1.       ALDUNATE MORALES, VICTORIA. “La niña violada debe parir. Gobierno sórdido e indolente”. LA HAINE, 18 de Julio de 2013 http://www.lahaine.org/index.php?p=70638

2.       VERGARA MONTOYA, JUAN. “Despidos en el sector público: aplicabilidad del procedimiento de tutela laboral”. Documento elaborado para el curso de formación sindical de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile el 16 de Septiembre de 2010. http://www.escuelasindical.org/blog/wp-content/uploads/despidos-en-el-sector-publico-y-tutela-laboral-FINAL23-09-2010en-negro11.pdf. La Escuela de Formación Sindical es una organización constituida por estudiantes y egresados de derecho que trabaja en conjunto con el Departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad Social y el Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.
3.       Fuentes de esta información: http://www.ilo.org/dyn/normlex/es/f?p=NORMLEXPUB:11210:0::NO::P11210_COUNTRY_ID:102588 - Convenio 103 sobre la protección de la maternidad (1952) y página de la Dirección del Trabajo http://www.dt.gob.cl/legislacion/1611/w3-propertyvalue-23997.html
4.       Redacción del ministro Sr. Jorge Dahm. N° 3533-2014 dictada por el ministro Sr. Jorge Dahm Oyarzun, la ministra Sra. Adelita Ravanales Arriagada y la ministra Sra. Pilar Aguayo Pino.

Agradecemos la información brindada por la Oficina Especializada en Derechos Humanos de la Corporación de Asistencia Judicial de la Región Metropolitana, RM.
Leer más...

domingo, 3 de agosto de 2014

LA «AUTODETERMINACIÓN» DE LA MADRE



 Teresa Forcades no se retracta, aunque dice adherirse al Magisterio de la Iglesia. En una tribuna publicada por «Redes Cristianas», la monja Teresa Forcades, cuyas declaraciones a favor del aborto y de la píldora poscoital llevaron al vaticano a pedir una rectificación, lo ha hecho, pero a su manera. Sigue defendiendo la misma postura. Sor Teresa Forcades ha publicado una tribuna en «Redes Cristinas» en la que pretende hacer frente a la petición del cardenal prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las sociedades de vida Apostólica, monseñor Franc Rodé, de que se retracte de sus opiniones favorables al aborto y haga una profesión expresa de adhesión al Magisterio de la Iglesia. Sor Forcades, en su escrito, termina asegurando que «mi fe me hace dejar constancia de mi obediencia al Magisterio actual», pero mantiene que va a seguir planteando, «con la paz y libertad propia de los hijos de Dios» su duda sobre «si puede ser lícito según la moral católica violar el derecho de autodeterminación de la madre para salvar la vida del hijo». 
 Derecho a la autodeterminación, derecho a vivir Según Forcades, este derecho «es un derecho fundamental que protege la dignidad de la persona humana y prohíbe bajo cualquier circunstancia y de forma absoluta que esa persona pueda ser utilizada como objeto, como un medio para conseguir un bien, aunqeu este bien sea salvar la vida de otra persona o incluso de la humanidad entera». Este principio es «tan sustancial y tan absoluto», prosigue, «como el derecho a la vida; de hecho, el derecho a la autodeterminación es el derecho a la vida espiritual: es lo que hace que la vida de las personas ser reconocida como algo más que vida biológica». 
Y remacha: «El derecho al aborto no existe. Lo que existe es una colisión, un choque, un conflicto de dos derechos fundamentales: el derecho a la autodeterminación de dos derechos fundamentales: el derecho de autodeterminación de la madre por un lado y el derecho a la vida del hijo, de otra». En un intento de explicación parabólica, la monja compara el problema del aborto con el de la donación de riñones, asegurando que no se puede obligar a nadie a donar un riñón aunque por esa vía se salvara la vida de otra persona compatible.
 http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=4990
Leer más...

sábado, 2 de agosto de 2014

Estigma alrededor de la menstruación y la higiene menstrual


El derecho de toda mujer a agua, saneamiento e higiene


La higiene menstrual sigue siendo considerado un tema tabú en muchos lugares en todo el mundo dejando a muchas mujeres sin espacios seguros, accesibles y de higiene para el lavado y saneamiento. En todo el mundo, se estima que 2,5 millones de personas carecen de acceso a saneamiento mejorado y muchas de ellos son mujeres.

Las consecuencias de la discriminación contra las mujeres y su acceso insuficiente al agua y el saneamiento pueden ser graves.  Caundo menstrúan las niñas no pueden asistir a la escuela debido al estigma asociado y / o saneamiento inadecuado y la higiene en el hogar y en las escuelas. Las mujeres que sufren de fístula después del parto o que se enfrentan complicaciones de salud como consecuencia de la mutilación genital de la mujer pueden ser condenados al ostracismo por sus comunidades y familias.

Según Jyoti Sanghera, Jefa de la Oficina de Derechos Humanos Sección Económica y Asuntos Sociales de las Naciones Unidas, este "estigma alrededor de la menstruación y la higiene menstrual es una violación de varios derechos humanos, lo más importante del derecho a la dignidad humana" que debe ser superado.


En Calcuta, India, Smarajit Jana,  director de Sonagachi Resarch y Capacitación, puso en marcha un programa de intervención exitosa para las profesionales del sexo que ha ampliado el acceso de las mujeres a la educación y la salud, la mejora de su salud y las condiciones sanitarias. Jana hizo hincapié en que no hay dignidad sin agua, las necesidades básicas, el saneamiento y toallas sanitarias. "Estamos hablando de la dignidad de las mujeres", dice Jana. "Las trabajadoras sexuales son como todos los demás."

Mousomi Mohanti,  educadora de salud en el campo del VIH, está trabajando en Bengala Occidental, India, para apoyar el mercadeo social de condones y toallas sanitarias a las trabajadoras sexuales. "No es el precio de los condones o toallas sanitarias", dice ella. "El mayor problema es para las mujeres que las piden." Según el WSSCC, sólo el 12 por ciento de los 355 millones de mujeres que menstrúan de la India utilizan toallas sanitarias.

En Kolda, Senegal, Khalidou Sy ha trabajado como coordinador de la aldea para eliminar la práctica de la mutilación genital femenina, así como hacer frente a la fístula y la higiene de las mujeres. "No puedes cambiar las prácticas centenarias durante la noche", dice Sy. "Hay que tomar al hombre y la mujer  juntos para iniciar el proceso de transformación social y el cambio."

En Nepal, Shyra Karki,  oficial de derechos humanos para Mitini Nepal,  defensor de los derechos de las Lesbianas, Gay, Bisexual, Transgénero (LGBT) dijo : 

 "Las mujeres son tratadas como ciudadanos de segunda clase en Nepal  y entre estas mujeres, las lesbianas y mujeres transgénero se consideran aún más abajo", dice Karki. Según Karki, este tratamiento puede hacerlas vulnerables a los problemas de salud y se sienten excluidos de acceso a instalaciones o material sanitario, especialmente las mujeres transexuales vestidos como hombres que pueden sentirse avergonzados de comprar toallas sanitarias o búsqueda de atención médica.

"En un mundo en el que 2,5 mil millones de personas carecen de saneamiento adecuado, cuando la menstruación es a menudo estigmatizado, y las mujeres se enfrentan a múltiples formas de discriminación, la no adopción de medidas inmediatas para garantizar su derecho al agua, el saneamiento y la higiene plantea graves consecuencias", dice Craig Mokhiber , Jefe de la Oficina de Derechos Humanos y el Desarrollo Económico y Social de la ONU Temas de Rama. "Exige la atención, no sólo de la comunidad de derechos humanos, sino de profesionales de la salud, gobiernos, activistas, economistas y la sociedad en general."

Según Mokhiber, garantizando el derecho al agua, el saneamiento y la higiene es "un desafío enorme de derechos humanos del siglo XXI que aún no se ha cumplido."

14 de marzo 2014
http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/Everywomansrighttowatersanitationandhygiene.aspx
Leer más...